Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en exteriores siempre y cuando se mantenga una distancia mínima de seguridad de 1,5 metros entre no convivientes. Además, serán obligatorias en eventos multitudinarios al aire libre.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad, esa distancia de 1,5 metros de seguridad no será necesaria entre convivientes. En interiores y medios de transporte seguirá siendo obligatoria.