Hace unos días la Policía Nacional, a través de su cuenta oficial de Twitter, ha alertado sobre lo que hay que hacer si al llegar a casa se encuentran unos pedacitos de plástico que pueden pasar completamente desapercibidos o unas microcámaras que los ladrones instalan en ocasiones en las mirillas. Podría tratarse de un robo, dicen los agentes, por lo que lo mejor es hacer caso a sus recomendaciones.

«Si al regresar a tu casa encuentras algo similar a esto en tu puerta o ha sido forzada… Podría tratarse de un robo. No entres, no toques nada, ve a un lugar seguro y llama al 091. Acudirá una patrulla a comprobar lo ocurrido», recoge la publicación.