La policía de Tobago ha logrado este junio algunos avances para resolver el misterio que rodea el descubrimiento de 14 cuerpos humanos y otros restos humanos encontrados en un cayuco de pesca tradicional a la deriva a cuatro millas de Belle Garden a finales de mayo. Es decir: podrían ser más de 14 fallecidos.

Los pescadores de la zona observaron el barco a la deriva hacia tierra el viernes por la mañana y, tras una investigación más detallada, observaron restos humanos a bordo. Altos oficiales de la policía ofrecieron ayer una conferencia de prensa en la que el jefe de la policía de Tobago, ACP, William Nurse, reveló que el origen del cayuco se remonta a Mauritania, donde fue denunciado como robado.

Según los servicios médicos un teléfono móvil encontrado en el cayuco proporcionó el eslabón perdido para la unidad de delitos informáticos, que reveló que el «teléfono estaba registrado en Mauritania». La embarcación habría entrado en un extenso sistema de alta presión en la cuenca atlántica llamado Subtropical Gyre, que tiene su centro cerca de las Bermudas.

Después de ser recogido por primera vez por la corriente canaria de Mauritania, es posible que desplazase hacia el sur y el oeste desde África occidental hasta las islas de Cabo Verde. Sin embargo, si el barco quedara atrapado en la corriente ecuatorial del norte, habría tomado un camino directo desde las islas de Cabo Verde hasta el Caribe, terminando al norte de Trinidad y Tobago.

Sin embargo, dado su avistamiento frente a Guyana en febrero, es posible que la embarcación perdiera la influencia de la Corriente Canaria, antes de quedar atrapada en la Contracorriente Ecuatorial, provocando que la embarcación se desplazara más al sur hasta llegar a la Corriente Ecuatorial Sur, tomándola de el Golfo de Guinea, pasando por las costas norte de Brasil, Surinam, Guyana, y finalmente, al este de Trinidad y hacia Tobago.

El patólogo forense Eastlyn McDonald Burris comenzó las autopsias. Sin embargo, debido al avanzado estado de descomposición de los restos, las autoridades pueden tener que depender de un informe de toxicología u otros métodos para determinar las identidades de las personas encontradas en el cayuco.

Si bien varios pescadores y residentes de Belle Garden han apelado públicamente a las autoridades para que retiren o destruyan el barco debido al olor y la naturaleza de su contenido, el barco será rescatado y devuelto a su propietario una vez identificado. Si bien se encontraron varios otros artículos en la embarcación, la policía de Barbados dice que «todavía está revisando» los artículos para obtener más información, ya que los artículos se dañaron como resultado de la exposición a los elementos.