La pinza de Mohamed VI con el Reino Unido que desafía a España: el plan para el norte marroquí. Los ingleses han llegado a acuerdos comerciales para exportar productos, pero también para vendérselos a terceros países.

Marruecos y Reino Unido han sabido blindar sus acuerdos para seguir manteniendo los mismos lazos comerciales en la era postbrexit, e incluso mejorarlos.

Tras meses de encuentros, visitas y negociaciones, el pasado 7 de julio, el rey Mohamed VI estampó la última rúbrica para sellar el acuerdo de ‘Asociación Marruecos-UK’ y prolongar así el pacto que el país magrebí mantenía con Gran Bretaña dentro de la Unión Europea (UE). 

De esta manera, los ingleses se cuelan en todo Marruecos acaparando varios sectores de negocio como las energías renovables, la industria, la exploración de gas y petróleo, los servicios, las finanzas, los fosfatos, hasta la educación y la formación profesional. 

Por este motivo, preocupa (y mucho) que esta asociación entre los reinos de Mohamed VI y de Isabel II pueda destronar a España como primer socio comercial de Marruecos, posición que ocupa desde 2013. 

Ante esta expansión, otros socios comerciales de Marruecos, como España y Francia, no deben subestimar está unión de negocio que ha aumentado en 7 millones de libras solo en los últimos cinco años. Pero, además, con el nuevo convenio se harán fuertes en otros sectores que desarrollarán en el norte del país, principalmente en el sector turístico, a pocos kilómetros de Andalucía.

Pueden leer el reportaje completo en El Español aquí