Comienzan las obras de la gran biblioteca, el proyecto cultural estrella del mandato

El gran espacio destinado al estudio y la cultura, uno de los proyectos estrella de este mandato para La Matanza de Acentejo, comienza a ser una realidad.

Las obras comenzaron la semana pasada, una vez que finalizó el periodo de consultas, abierto para los vecinos en general y a los estudiantes en particular, que sirvió para conocer sus propuestas de mejora.
La infraestructura, a la que los lugareños se refieren como ‘la gran biblioteca’, consiste en la creación de un macro espacio que unifique en un solo edificio a la actual biblioteca municipal y a la totalidad del edificio de Bienestar Social. Se incluirán las salas de estudio ya operativas, pero se abrirán nuevas zonas de estudio de uso colectivo, otras para trabajos en grupo, sala de reuniones, de reprografía, dependencias equipadas para accesos de alta velocidad a internet, área infantil, aseos, y punto de control.

Asimismo, se incorporará una innovadora área bibliotecaria especializada para estudiantes universitarios, junto a un espacio reservado para conferencias. La previsión técnica es disponer de 1.500 metros cuadrados de superficie útil más otros 75 de superficie exterior cubierta.

Un lugar inmejorable
El Gobierno municipal considera que el proyecto, para el que espera contar con la colaboración del Cabildo de Tenerife, se localiza en un lugar inmejorable, por encima del Ayuntamiento, que además de céntrico y accesible, cuenta con amplias zonas de aparcamiento que facilitarán su uso por parte de los usuarios.

Para acometer este nuevo equipamiento, el Consistorio matancero ha tenido también que proceder a la reubicación de los servicios sociales municipales, que desde principios de este año han sido trasladados a la primera planta del Mercadillo del Agricultor, estrenando nuevas dependencias y organización.

Más noticias
Los Llanos habilita un espacio para fomentar el turismo de autocaravanas

El presupuesto para esta actuación no está cerrado pero se estima que pueda alcanzar los 450.000 euros.

Durante la presentación pública y el periodo de consultas a la población, el Ejecutivo municipal recogió diferentes ideas relacionadas con los accesos, la utilidad final de algunos de los espacios, y la disponibilidad de recursos tecnológicos de alta velocidad que permitan el acceso a bibliotecas virtuales y a bases de datos. Todas las sugerencias fueron pertinentemente estudiadas y tomadas en consideración al terminar de definirse el proyecto.

TE PUEDE INTERESAR