entrevista a manuel hermoso (III)

“Canarias es una tierra dependiente, y eso no lo entienden los falsos nacionalistas”

Manuel Hermoso Rojas | FOTO: Andrés Gutiérrez
Manuel Hermoso Rojas | FOTO: Andrés Gutiérrez

El expresidente del Gobierno canario, exalcalde de Santa Cruz de Tenerife y fundador de Coalición Canaria (CC) esboza en esta cuarta entrega de su entrevista con este diario su pensamiento nacionalista. Así, admite que si CC no es independentista es porque “hay que ir avanzando con la gente en las ideas, y no ir demasiado delante, de tal forma que no pierdas lo que viene detrás”. Admite que “desgraciadamente, Canarias no puede ser aún independiente” económicamente, ya que, a diferencia del País Vasco y Cataluña, “necesitamos que el Estado nos dé, somos deficitarios”. Por eso cree que se debe seguir luchando por políticas específicas del Estado con las Islas. Reconoce que su partido “tal vez no ha sabido transmitir a la gente de forma suficiente ese sentimiento de canariedad, esa pasión, de que podemos hacer lo que cualquier otro pueblo” del mundo.

-Da la impresión de que ese Gobierno de concentración que usted probó en el Ayuntamiento de Santa Cruz, en el que fue receptivo a todas las ideologías, incluso las de izquierda, le sirvió también para crear CC…

“He escuchado decir en muchos sitios que me equivoqué por incorporar a los comunistas de José Carlos Mauricio, cuando era y es una persona muy lúcida y hoy en sus análisis estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dice. Toda esta gente viene a cubrir un problema fundamental que tenían las AIC: que en Gran Canaria no había ni una ATI, ni una AHI, ni AGI…. Nunca conseguimos en Gran Canaria montar nada, y sin embargo, en el Parlamento logramos una dimensión de todo el territorio canario”.

-¿ATI fue muy importante para el equilibrio entre islas? Porque hay quien sostiene que no…

“Sí, fue una forma de nacer de abajo hacia arriba muy importante. ATI deriva hacia un nacionalismo, y los nacionalistas se incorporan a ATI pensando en un nacionalismo. Pero los teóricos del nacionalismo piensan en un nacionalismo de arriba abajo”.

-¿Cómo usted llega a esas posiciones nacionalistas, que no eran las que tenía al principio?

“El nacionalismo nuevo, moderno, como dice Victoriano Ríos, que me llama el padre del nacionalismo moderno canario, nace desde los pueblos, los barrios, hacia la isla, y de las islas a Canarias. No desde un señor que está en Cuba y que es nacionalista y pidió la independencia de Canarias [En alusión a Secundino Delgado, fundador del PNC]”.

-Pero al final mandan las cúpulas en los partidos, ¿alude a eso cuando habla de arriba a abajo?

“En este caso hablo de que para PSOE y PP manda Madrid, y el señor que está en Madrid no conoce el problema de Canarias, porque no lo vive. Desde Madrid se piensa que esto es como Andalucía. Aquí hay un problema de comunicación y de conocimiento”.

-¿Pero acaso a día de hoy eso ya no lo tienen claro los políticos en Madrid, nuestro hecho insular?

“No, ese es el gran problema. Por eso es importante que eso esté en la Constitución, que Canarias es ultraperiférica, que fue lo que yo tuve como objetivo fundamental incluir en el tratado de la UE cuando estuve en el Gobierno canario, y que se consiguió reflejar en el artículo 299.2 del Tratado de Ámsterdam. Es necesario que figure en la Constitución para que no ocurra que uno llega a un sitio en la Península donde nos dicen: ‘Yo estuve en Canarias cuando me casé; ¡qué tierra más bonita!’. Y tenemos que decirle que, en efecto, aquí hay hoteles de turistas, pero nuestra gente no puede ni siquiera trabajar en los hoteles, no tiene trabajo. Eso que es bueno para Canarias, la imagen turística como el paraíso, sin embargo no nos tratan como merecemos desde el punto de vista económico, porque hay quien desde Madrid piensa que ya los canarios tenemos bastante con el turismo. Esta es una tierra dependiente, otro concepto no concebido adecuadamente por los falsos nacionalistas”.

-¿En qué sentido lo dice?

“Por lo siguiente. ¿Dónde ha prosperado el nacionalismo en España? En Cataluña y País Vasco, y ahora empieza un poco en Galicia, regiones con una riqueza que son aportadoras de beneficios al resto de España, y lo que no quieren es precisamente aportar tanto. Los canarios somos una comunidad dependiente. Necesitamos que nos den. Nosotros le costamos al Estado, pero el Estado tiene que darse cuenta de que tener a Canarias es un chollo, que es lo mejor que le puede ocurrir, porque tiene una plataforma frente a África”.

-O sea, que pese al turismo, no sobrevivimos solos…

“No, somos deficitarios”.

-Pero su nacionalismo no es independentista…

“En el nacionalismo nos toca ir delante, pero no demasiado delante de tal forma que pierdas lo que viene detrás. Hay que ir avanzando con la gente en sus ideas, sus sentimientos. No puedes ser un lanzado y de pronto mirar atrás y ver que has perdido a la gente”.

-Es decir, que no ve usted a los canarios aún muy nacionalistas…

“Sí, los veo nacionalistas en el sentido de que se nos reconozcan nuestras peculiaridades, porque somos la única región asimétrica de España. Y no se puede tratar igual a los desiguales. Si hay alguien que tenga razón de ser para ser tratado de forma distinta, somos los canarios, pues somos dependientes (desgraciadamente, no podemos ser independientes), y lo que nos interesa es depender de Europa, por la vía de España, pero europeos, y desde esa situación poder construir la nacionalidad”.

-Hay un nacionalismo, el de Cubillo, africanista; el suyo, no.

“Yo siempre fui un apasionado de Europa y mi objetivo fue la integración de Canarias y España a Europa. Parecernos a los europeos. Y aún más Canarias, porque cuando yo llego a alcalde los representantes de la Organización para la Unidad Africana (OUA) vienen a Canarias a ver si tenemos que ser un estado de África, y les recibo en el Ayuntamiento con todos los portavoces de los distintos grupos políticos. Y les explicamos lo que es Canarias. Y me ocurre una anécdota ya sabida: vienen de la OUA y cuando terminan de hacernos todas las preguntas y el jefe de protocolo, José Arturo Navarro, les acompaña hacia fuera, le dice el jefe de la delegación de la OUA: “¿Dónde están los negros?”. Y él les dice: “Mire, aquí los únicos negros son ustedes, porque Canarias no es una población negra. Es decir, había un gran desconocimiento sobre Canarias. La riqueza de influencias que tenemos en las Islas de diversos países europeos es enorme. Yo mismo, que soy malagueño de origen”.

– ¿Lo del sanedrín de Las Palmas existió?

“Sí. Fue Jerónimo Saavedra el que me lo presentó cuando yo era vicepresidente. Eran empresarios de Las Palmas que formaban ese sanedrín. Aunque yo pienso que bendito sanedrín, porque ha ayudado muchísimo a Gran Canaria. Ojalá en Tenerife hubiéramos podido formar uno igual”.

-¿Cree que se resolverá el conflicto de Cataluña?

“Cataluña, donde yo estudié cinco años, no ha recibido un tratamiento adecuado. Desde la época de Zapatero ha habido un no hacer nada con el problema territorial. Se tenía que haber resuelto políticamente, hablando y cambiando la Constitución”.

-¿Coalición Canaria ha conseguido transmitir canariedad como los catalanes con su catalanidad?
“Bueno, lo que creo es que quizá no hemos conseguido precisamente eso. No hemos sido capaces de transmitir a la gente esa pasión y ese sentimiento de canariedad, de superación, de que somos capaces en un momento dado de hacer lo que cualquier otro pueblo”.

-Se le reprocha a CC el que sea un nacionalismo de romerías…
“Puede ser, pero piense que fuimos populares, que no populistas. La política además se ha profesionalizado demasiado”.

-Pronunció una vez, siendo alcalde, un discurso ante el rey, entonces Juan Carlos I, que hizo correr ríos de tinta.

“Yo le dije al rey que Canarias era distinta, con unos problemas singulares que era necesario conocer y vivir, y que desde ese desconocimiento se nos trataba a los canarios como si fuéramos un territorio peninsular. Fue el primer toque de atención a un elevado responsable del Estado”.

-¿Se siente usted más europeo que español?

“A mí Europa me puede mucho. En 1952 me fui a vivir a Barcelona y la veía como muy europea. Pero yo miraba a Canarias y pensaba que éramos los más europeos de España, con nuestros puertos y nuestras relaciones con todos los países”.

TE PUEDE INTERESAR