CENSURA EN ICOD

C’s censura la “desfachatez” de CC en relación a la moción de Icod

Melisa Rodríguez recuerda a Coalición Canaria y al Gobierno regional que la “época de los caciques ha terminado” y confía en que el PP no ceda a las “presiones” a cambio del apoyo a los Presupuestos

Melisa Rodríguez, diputada en el Congreso, en rueda de prensa en la sede de C’s en Santa Cruz de Tenerife junto a Mariano Cejas | Andrés Gutiérrez
Melisa Rodríguez, diputada en el Congreso, en rueda de prensa en la sede de C’s en Santa Cruz de Tenerife junto a Mariano Cejas | Andrés Gutiérrez

Persiste la resaca política después de que, el 2 de agosto, la oposición en bloque registrara la moción de censura contra Francisco González y Coalición Canaria destilara indignación. Ayer, la portavoz regional de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, afeó la conducta de los dirigentes de ese partido: “Nos parece una desfachatez y algo impresentable que Coalición Canaria diga, o simplemente insinúe, que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 van a estar en vilo por un municipio de 20.000 habitantes”.

Durante una rueda de prensa en la sede de C’s en Santa Cruz de Tenerife, junto a Mariano Cejas, la diputada en el Congreso enfatizó que “la época de los caciques ha terminado” y recordó que CC de Icod aprobó en 2016 unos presupuestos en minoría. “Igual que [José María González] Kichi en Cádiz”, apostilló. “El método fue declarado inconstitucional”, resaltó.

“Cuando uno no quiere negociar y no está abierto a negociar, cuando uno cree que las viejas políticas caciquiles se pueden seguir aplicando, no solo en Canarias, sino amenazando al Gobierno nacional, nos estamos perdiendo”. En consecuencia, arguyó, “flaco favor se le está haciendo a la ciudadía canaria; sobre todo, porque se ha demostrado que los pactos en cascada no funcionan”. Desde esa perspectiva, Melisa Rodríguez advirtió de que, si CC es capaz de sacrificar unas “importantes partidas presupuestarias que benefician a más de dos millones de habitantes por lo que sucede en un pueblo de 20.000, es que se está mirando el ombligo y pensando en las viejas políticas”. En principio, ella se fía de las palabras de quienes “han firmado un documento ante notario”. No es, resaltó, “una ocurrencia de un día, sino el resultado de dos años de gobierno en minoría con políticas caciquiles”.

Más noticias
C's ficha a Hernández Bento para la alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria

En la operación para desalojar al regidor participan el PSOE, PP, Somos Icodenses (SI) y Ciudadanos, lo que “da cuenta de la precaria situación, con una pésima de gestión de los servicios públicos”. Apenas sin tiempo de pestañear, CC y el Ejecutivo autonómico lo interpretaron como “un asunto de quiebra de confianza”. La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, lanzó al PP un mensaje en un misil: “Cuando se está sosteniendo un Gobierno en minoría como el de Mariano Rajoy, es muy importante que la confianza se mantenga intacta”. La secretaria general de los populares en las Islas no se achantó. Al poco de fracasar los contactos para un acuerdo de estabilidad, Australia Navarro tachó de “estúpido, amén de desproporcionado” que el CC pretenda hacer de la moción de censura de Icod de los Vinos una “cuestión de Estado”. Luego salieron en tromba representantes de otras formaciones. Román Rodríguez, de Nueva Canarias, condicionó el decisivo voto de Pedro Quevedo en la tramitación de las cuentas de 2018, como ya lo fue para las de 2017, a la resistencia del PP al “chantaje” de Coalición. “Lo que plantea es una falta de respeto a la voluntad mayoritaria de todos los grupos que integran la corporación de Icod y una forma muy grave de entender la democracia y las relaciones entre los partidos”. El eurodiputado del PP Gabriel Mato ilustró el “surrealismo” con esta frase: “Van a mamá a que le resuelva el problema”. De “circo mediático” definieron la visita de los presidente Fernando Clavijo y Carlos Alonso (Cabildo) para anunciar inversiones. “Los vecinos no se merecen esto”, han denunciado hasta la extenuación.

Más noticias
El foco de la tormenta nacional

Acerca de la solicitud de ingreso en Ciudadanos de Enrique Hernández Bento, formulada el día 1, Melisa Rodríguez insistió en que C’s no hace fichajes. “La afiliación [del ex subsecretario de Industria, exdelegado del Gobierno y candidato a liderar el PP en la Comunidad Autónoma] ha sido revocada, porque su historial y trayectoria podrían ser contradictorias con nuestras propuestas de regeneración democrática”. También confirmó que se han reunido con Bravo de Laguna -padre e hijo-, pero en un marco de “normalidad”.

TE PUEDE INTERESAR