Agricultura

Por cada euro que recibe el agricultor, el consumidor paga 2,31 euros

Si el sector del plátano se queja del diferencial de precios existente entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor, lo mismo ocurre, en Canarias, con el resto de productos procedentes de la agricultura. Así, según el Índice de Precios Origen-Destino (IPOD) que elabora COAG-Canarias de manera mensual, la diferencia entre de lo que produce un agricultor o un ganadero por sus producciones y lo que pagó el consumidor fue, en el mes de agosto, de 2,31 euros, lo que significa que por cada euro que recibió el productor agrario el consumidor abonó 2,31 euros. Este diferencial es muy similar al registrado en el mes de agosto del año pasado, en el que los precios entre origen y destino se multiplicaron por 2,39.

Por productos el mayor diferencial se produjo en el caso del pepino, cuyo precio en destino fue 3,44 veces el pago recibido por el agricultor (siendo 0,58 euros el kilo el precio al agricultor y 1,98 euros el kiño el precio pagado en los puntos de venta). Otra producción en la que se detectó un diferencial importante fue el calabacín (en la que el precio entre origen y destino se multiplicó por 3,41, pasando de 0,45 euros el kilo a 1,54 euros el kilogramo).

En lo que se refiere al sector ganadero, el mayor diferencial se produjo en el caso de la ternera, cuyos precios entre origen y destino se multiplicaron por 4,01.

Más noticias
Las denuncias por violencia machista en Canarias caen un 11,7%
TE PUEDE INTERESAR