IBEROSTAR TENERIFE

El Iberostar se desinfla en la segunda mitad y pierde en Zaragoza

Neal intenta superar a la defensa del Canarias. ACB Media
Neal intenta superar a la defensa del Canarias. ACB Media

“Nunca había visto nada igual”. Las palabras de Nenad Markovic, entrenador del Iberostar Tenerife en rueda de prensa, explicando la actuación de Gary Neal justo después de que su equipo perdiera por 89-77 ante el Tecnyconta, en Zaragoza, definen a la perfección lo que pudo verse ayer sobre el parqué del Príncipe Felipe. Para que eso se produjera, algo que decidió por completo el duelo, se dieron tres circunstancias: el fenomenal talento de Neal, la incapacidad de la defensa aurinegra para frenarlo y una actuación arbitral que fue demasiado distinta entre una mitad y la otra.

El Iberostar Tenerife se presentaba en Zaragoza en el mejor momento de juego de los maños en lo que va de temporada. Con muchas imprecisiones y fallos por parte de ambos conjuntos, los locales apostaron por cargar su juego interior, sobre todo con Varnado, mientras que los visitantes volvían a confiar en Mateusz Ponitka. Las diferencias eran cortas, fundamentalmente por las pérdidas de balón y los errores de cara al aro.

Gary Neal, auténtico protagonista del partido, cometería muy pronto su segunda personal, mientras que Pedro Llompart, después de haber entrenado en dos ocasiones con su nuevo equipo, entraba en pista con mucho por jugarse.

El error en el triple, al descanso Zaragoza llevaba un pobre 2 de 10, por 4 de 12 de los insulares, no fue problema para que los de Nenad Markovic, en el segundo cuarto, lograran su primera ventaja importante del partido (18-28).

Todo parecía funcionar: Tecnyconta no anotaba, el ataque canarista, sin ser demasiado brillante, sí encontraba el camino al aro y las estrellas locales, Blums y Neal, no aparecían. Para que todo pareciera aún más sencillo, el propio Neal cometió su tercera personal, dando la sensación de estar fuera del choque. Con todo ello, Davin White conseguiría un nuevo triple para el 24-35. Todo marchaba viento en popa.

Más noticias
El Iberostar Tenerife cerró su campaña de abonos con 3.646 afiliados

Remontada

¿Cuándo comenzaron a torcerse las cosas? Justo antes de que llegara el descanso. Sin demasiados alardes, los aragoneses recortaron diferencias y, pese a los cinco tantos consecutivos de Ponitka, un triple de Tomás Bellas sobre la bocina abría de par en par las puertas de la esperanza para los rojillos (32-40).

Al regreso de los vestuarios llegó un torbellino llamado Gary Neal. 30 puntos en 14 minutos -se había marchado al descanso con solo dos-, tuvieron la culpa de que el Iberostar Tenerife se mostrara impotente, incapaz de frenar al norteamericano que, cuando todos veían claro lo que iba a hacer, cuando llegaba a ser incluso previsible, lograba su propósito, dando además la sensación de que lo hacía con facilidad.

El show de Neal arrancaría con el 34-48. Ocho puntos consecutivos suyos provocaron un tiempo muerto de Nenad Markovic (42-48), pero el estadounidense no estaba dispuesto a parar. El exjugador de la NBA sumó 16 tantos de manera consecutiva, respondidos a duras penas por los jugadores del CB Canarias que, desquiciados, no le hicieron faltas en el arranque de su racha. Ya luego sí, pero habían permitido que el jugador del Tecnyconta Zaragoza se mostrara intratable, consciente de que todo balón que tocaba era para acabar generando algo en ataque para los suyos.

El empate a 56 del final del tercer cuarto fue la igualada de un solo jugador, apoyado por Sergi García, ante todo un equipo que, fruto de su actuación, iba a acabar con dos jugadores, Mike Tobey y Nico Richotti, expulsados por faltas personales y, en el caso del segundo, algo muy extraño, siéndole señalada una técnica.

Más noticias
La plantilla canarista hace autocrítica

Es cierto, los colegiados comenzaron a pitar después del descanso, sobre todo a los visitantes, acciones que en los primeros 20 minutos no habían considerado como faltas, pero la actuación de Gary Neal era tan increíble que nadie se fijaba ya en ello.

Cada vez que el jugador local cogía el balón se escuchaba el murmullo desde la grada, ese que presagia que una buena acción está por venir. Y así fue. Sergi García se unió a la fiesta, llegando a tener el Zaragoza hasta nueve puntos a favor (75-66), tras triple de Neal, por supuesto, algo que desactivó a los insulares.

Tim Abromaitis seguía acertado desde el exterior (82-77), pero no quedaba tiempo para más. El Iberostar Tenerife perdía, igualando su balance con cuatro victorias y otras tantas derrotas y no logrando despejar las dudas que ha podido generar al inicio de una temporada que no es sencilla para el equipo ni el club por el recuerdo del curso pasado.

Tecnyconta Zaragoza: Tomás Bellas (9), Jonathan Barreiro (0), Gary Neal (32), Nikola Dragovic (9), Jarvis Varnado (8) -inicial- Sergi García (19), Michal Michalak (6), Nicolas de Jong (4), Álex Suárez (2) y Janis Blums (0).

Iberostar Tenerife: Rodrigo San Miguel (7), Nico Richotti (8), Mateusz Ponitka (22), Tim Abromaitis (19), Fran Vázquez (4) -inicial- Pedro Llompart (2), Mike Tobey (7), Davin White (7), Rosco Allen (0) y Javi Beirán (1).

Árbitros: Martín Bertrán, Castillo y Mendoza. Eliminaron por personales a Nico Richotti y Mike Tobey.

Incidencias: Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, ante 7.632 espectadores. Pedro Llompart debutó con la camiseta del Iberostar Tenerife. Aniano Cabrera,gerente insular, presenció el partido desde el palco.

TE PUEDE INTERESAR