AGRICULTURA

El sector platanero ve “precipitada” la propuesta del riego por goteo

Los responsables de Cupalma y de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de La Palma, coinciden al señalar otras “prioridades” a las que se debe dirigir la inversión pública

Se trata de la primera vez que Plátano de Canarias llega a África; esta acción se enmarca en el objetivo de Asprocan de llegar a más mercados. DA
El sistema de riego implantado en las plataneras de La Palma es el riego por aspersión, algo que sí admiten todos los suelos más allá de sus características. | DA

El cambio de los sistemas tradicionales de riego implantados en La Palma en el cultivo del plátano, propuesto para lograr un ahorro de entre el 30 y el 50% del agua de riesgo por parte del Cabildo palmero a través de su vicepresidente, José Luis Perestelo, ha sido acogido por gran parte del sector platanero insular con serias reservas y no pocas cautelas.

Los recelos pasan por “otras prioridades en inversión pública”, gran parte de la cual debería estar dirigida a la recuperación y ejecución de nuevos embalses para conservar el agua de invierno, con claros ejemplos en los planteamientos del sector al Consejo Insular de Agua en Las Breñas y en El Paso. Además de esta prioridad, el sector recuerda a la Consejería de Aguas que debería contar con un estudio en detalle los suelos que, en el territorio palmero, pudieran ser susceptibles de asumir un riego por goteo para la platanera para evitar entrar en una controversia improductiva.

Tanto el gerente de Cupalma, Domingo Martín, como el titular de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de La Palma (ASPA), Miguel Martín, coinciden a la hora de colocar la propuesta de la Consejería de Aguas del Cabildo en un plano secundario.

Domingo Martín, quien también es presidente de Asprocan, pero que insiste en que su opinión en este ámbito se circunscribe a Cupalma, asegura que el cambio de un sistema de riego por goteo en las plantaciones plataneras de La Palma es “precipitado” y “brusco para el sector”. Recuerda que esa transformación supondría una potente inversión para agricultores que, pese a las ayudas que pudieran articularse a modo de subvención, deberían afrontar potentes gastos.

Más noticias
Indispal expulsa a una de las asociaciones por expresar sus críticas públicamente

Por su parte, desde ASPA Miguel Martín incide en que “los suelos de la platanera en La Palma no tiene uniformidad en cuanto a la procedencia de la tierra, y no todos serían susceptibles de admitir este cambio en el riego”. Advierte de que “además de la inversión económica para los agricultores, que ya hacen frente a gastos en sus sistemas de riego actuales, estamos hablando de un profundo cambio de mentalidad”.