puerto de la cruz

La larga lucha de vecinos de la calle Uruguay

Habitantes de la vía piden desde 2013 que los establecimientos cumplan la actual normativa de ocupación, pero no han conseguido el apoyo del Ayuntamiento

Hace unos tres años un grupo de vecinos de la calle Uruguay comenzaron a luchar por algo que consideran justo: la calle es de todos. Sin embargo, apuntan, hay quienes no lo entienden así. Existen establecimientos comerciales que ocupan la vía pública de forma irregular sin tener en cuenta siquiera a las personas con dificultades de movilidad, incumpliendo incluso las pintadas efectuadas por el área técnica del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz para delimitar el espacio autorizado.

El 19 de agosto presentaron su primer escrito por registro de entrada del Ayuntamiento y a día de hoy, dicen, nadie les ha brindado una solución. Lo único que piden es que se cumpla la Ordenanza de Ocupación de la Vía Pública, una propuesta del actual alcalde, Lope Afonso, en el anterior mandato cuando era concejal de Comercio y Concesiones Administrativas, recuerdan.

El problema se presenta con un establecimiento en concreto que tiene autorización para una superficie de 47,50 metros cuadrados al frente de su fachada, situada en Avenida Venezuela, como figura en el informe técnico. Sin embargo, “la ocupación abarca más de lo permitido y ha desaparecido una papelera de la vía pública atornillada al suelo, punto hasta el cual llega la terraza”, recalcan los afectados.

Los vecinos preguntaron en su momento al anterior concejal de Servicios Ricardo Padrón si había dado orden para retirar este elemento de la vía pública y su respuesta fue negativa, por lo que solicitaron su reposición. También consultaron al Loro Parque, empresa que gestiona el estado de las papeleras de la ciudad, pero no tenía conocimiento dado que la competencia de la retirada es del Ayuntamiento.

El 8 y el 11 de octubre presentaron instancias a la Concejalía de Comercio para requerir que se actuara. El 31 de ese mismo mes y el 3 de diciembre hicieron lo mismo con la de Urbanismo y la Policía local. En ninguno de los dos casos tuvieron éxito.

Durante 2014 mantuvieron diversas reuniones con personal del área de Urbanismo y con Lope Afonso y el argumento en ambos casos fue que “la lentitud de la resolución se debía a la saturación de expedientes y a la falta de medios”. En el caso de la Policía, el responsable de ese momento “argumentó que no podía actuar sin la resolución del expediente del área de Urbanismo”, exponen.

El 19 de enero de 2015 se presentó un acta de infracción por parte de la Policía Local pero el citado establecimiento presentó a su vez un recurso de alegación que fue admitido. “Hasta el momento se desconoce el estado del expediente. No sabemos si está atascado o no”, manifiestan.

Lejos de mejorar, la situación ha empeorado según los vecinos porque “en 2015 el local instaló anclajes fuera del área autorizada para cubrir la terraza con toldos, reduciendo el espacio de la acera y el mobiliario público”.

Los perjudicados aseguran que la situación “es tan surrealista que los viandantes cambian de acera al sentirse intimidados al pensar que se adentran en un espacio privado, a pesar de que es una vía pública”. Desde agosto de 2013 hasta hoy han presentado diez escritos sin conseguir que el problema se solucione. Son solo seis afectados porque la calle es pequeña pero defienden que tienen los mismos derechos que el resto de portuenses.

Vecinos y comerciantes confiesan que se sienten indefensos y por lo tanto, llegados a este punto, la única opción que les queda es acogerse a los cauces legales correspondientes y a la actuación del Ministerio Fiscal para que resuelva y determine posibles responsabilidades.

Montañés: “Se está actuando por zonas”

La última carta enviada por los afectados de la calle Uruguay al Ayuntamiento de Puerto de la Cruz data del 20 de enero de 2016 y está dirigida al responsable de Comercio, Ángel Montañés. En la misiva le exponen que a día de hoy no han recibido ninguna notificación, comunicación o llamada telefónica sobre la ocupación no autorizada en la vía pública, y le aclaran que el interés que mueve a los perjudicados “no es tanto la sanción administrativa como la restitución del espacio ocupado”.

El concejal explica a este periódico que actualmente el Ayuntamiento “tiene un problema importante para aplicar la normativa por motivos de funcionamiento interno”. No obstante, añade que se está actuando por zonas, empezando por la Plaza del Charco y la próxima a intervenir será la avenida Venezuela y alrededores.

Ángel Montañés precisa que hoy tendrá lugar una reunión con diferentes departamentos municipales para ver la situación de cada local y analizarla de forma individual “porque son muchos los establecimientos que no cumplen la normativa”.

Ya se han celebrado entre ocho y nueve encuentros específicos para abordar este asunto además de los que se han mantenido con el sector empresarial. Por último, el edil está convencido de que se puede ordenar el municipio con la normativa actual y que van a colaborar todos los responsables de los establecimientos.

TE RECOMENDAMOS