lucha canaria >

Tenerife revalida el campeonato en una amarga jornada en la que perdió la lucha canaria

Su rival, la selección de Fuerteventura, no quiso bregar. Anteriormente tampoco lo hicieron La Palma y Gran Canaria en solidaridad con Alberto Castro

Los luchadores de Fuerteventura abandonan el terrero. | Donelia Pérez
Los luchadores de Fuerteventura abandonan el terrero. | Donelia Pérez

La selección de Tenerife revalidó el título del Campeonato de Canarias Pancho Camurria de Selecciones Juveniles Torneo Obra Social La Caixa en una amarga jornada en la que perdió la lucha canaria.

Los tinerfeños se debían enfrentar a la selección de Fuerteventura en el terrero José Gutiérrez el Chaval de Valle de Guerra pero los majoreros no quisieron bregar. Anteriormente tampoco bregaron en el encuentro por el tercer y cuarto puesto los luchadores de La Palma y Gran Canaria, en solidaridad con el luchador palmero Alberto Castro, que en la noche del sábado sufrió un percance que lo dejó inconsciente y sin ambulancia en el terrero para que fuera trasladado a un centro hospitalario.

En ambos casos, el colegiado José Ángel Batista levantó acta de lo sucedido.

Valle de Guerra Pancho Camurria Donelia Pérez
La Palma y Gran Canaria saltaron al terrero arropados por otros equipos. | Donelia Pérez

En el encuentro por el tercer y cuarto puesto, los luchadores de ambos equipos saltaron al terrero junto a bregadores de otras selecciones para mostrar su apoyo a Alberto Castro, que saltó al terrero y saludó a uno a uno a los compañeros y los aficionados, para posteriormente retirarse todos a los vestuarios.

En ningún momento un responsable de la Federación tuvo la gentileza de informar a los espectadores de lo que estaba ocurriendo. Durante más de una hora y media de tensa espera, en los vestuarios del terrero de Valle de Guerra, el presidente de la Federación de Lucha Canaria, Germán Rodríguez, y varios de los políticos que se encontraban en el recinto, intentaron que se disputara la final pero se encontraron con la negativa de los luchadores de Fuerteventura. A todas estas, la selección de Tenerife estaba incompleta, pues varios de sus luchadores venían en la última guagua que traía a los luchadores de El Hierro y Lanzarote desde el hotel en Puerto de la Cruz, y que llegó a las 12.45 al terrero de Valle de Guerra.

Pancho Camurria Valle de Guerra (
Los vestuario del terrero de Valle de Guerra fueron un herbidero durante toda la mañana. | Donelia Pérez

Pasadas las 13.00 horas parecía que se vislumbraba una solución cuando los luchadores de Tenerife saltaban a la arena siendo abucheados por un sector de la grada compuesto por familiares y luchadores de otras islas. Tras varios minutos en el terrero, saltó el combinado de Fuerteventura, pero lo hizo mostrando su enfado por esta situación, caminando luchadores y su mandador hacia atrás y retirándose nuevamente al vestuario ante los aplausos de esa parte de la grada que invitaba a los tinerfeños a que hicieran lo mismo, mientras otro sector de aficionados mostraba su disconformidad ya que querían presenciar la luchada.

Valle de Guerra Pancho Camurria Donelia Pérez
Alberto Castro recibe el cariño de los luchadores. | Donelia Pérez

El percance de Alberto Castro, clave

Toda esta situación vino sobrevenida por lo ocurrido en la noche del sábado en el encuentro de semifinales entre Fuerteventura y La Palma, cuando con 11 a 11 se enfrentaron el palmero Alberto Castro y el majorero Javier Díaz, y en la que el palmero cayó mal y recibió un fuerte golpe en la cabeza quedando inconsciente. Permaneció más de 20 minutos tendido en el terrero inconsciente a la espera de una ambulancia.

Castro fue trasladado a un centro hospitalario donde fue dado de alta sobre las 3 de la madrugada.

El público presente el sábado recriminó a los responsables de la Federación Canaria esta negligencia lanzando múltiples insultos a la figura del presidente Germán Rodríguez.

final lucha Pancho Camurria
Los luchadores de Fuerteventura abandonan el terrero de Valle de Guerra. | Sergio Méndez

[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]

Soto: “Los chicos no estaban en condiciones de luchar una final”

Rayco Soto seleccionador de la Federación Insular de lucha Canaria de Fuerteventura, explicó los motivos por los que sus luchadores no quisieron bregar.

“Veníamos con las mayores ilusiones a este campeonato. Sabíamos de las opciones que teníamos y tras llegar a semifinales, la verdad es que los chicos se vinieron abajo por lo ocurrido ayer y no estaban en condiciones de luchar, sobre todo Javier Díaz, el que dio el golpe a Alberto, y el otro puntal nuestro, Raúl Peñate también estaba muy afectado pues es uno de sus grandes amigos. Ante esto los luchadores no estaban al cien por cien y ya desde ayer venían pensando en no luchar”.

Durante la mañana hubo varias reuniones en el vestuario entre los luchadores y Germán Rodríguez con un ambiente caldeado, en el que los jovenes le recriminaron la falta de la ambulancia, los problemas de los desplazamientos en guagua durante este fin de semana y encontrarse sin poder comer en el hotel en la noche de ayer.

“Por mi parte intenté convencer a mis luchadores de que salieran y lo dieran todo en el campo, pero ellos me reiteraron que no estaban en condiciones de luchar en una final”, afirmó un Soto que también saltó al terrero acompañando a sus luchadores caminando de espaldas y entró en el vestuario tras dar la vuelta al campo.

Hernández: “Aquí ha salido perjudicada la lucha canaria y sobre todo todos los niños”

Por su parte, el seleccionador de Tenerife, Jeremías Hernández aseguró que “nosotros queríamos luchar ante nuestra afición y por eso saltamos al terrero. Mucha gente no lo entenderá pero las normas de competición son así. Se podían buscar otras formas y maneras de protestar y si se quería hacer un plante lo más normal es que se hubiera contado con todas las selecciones, y no salir tres y forzar a la otra a que también saliera, pero al final decidieron así”.

final lucha Pancho Camurria
La consejera de deportes del Cabildo tinerfeño, María del Cristo Pérez, consuela a Eusebio Ledesma. | Sergio Méndez

“Lo más triste es que se cierre de esta manera la etapa de juvenil de un grandísimo luchador como Eusebio Ledesma, que lo ha dado todo por Tenerife y que intenten cerrar el campeonato en su casa y que encima salga abucheado por la afición me parece triste. Así se marchó al vestuario decepcionado y llorando”.

“Creo que si no hubiera estado Eusebio Ledesma, Fuerteventura hubiera luchado. La mayoría de las selecciones han argumentado que se celebró el campeonato en Valle de Guerra para encumbrar a Eusebio, para que levantara el trofeo ante su afición. Sabian que con Eusebio era superior, y querían plantarse apoyándose en que ayer faltaba la ambulancia, pero esos son errores que se corrigen, hoy si había ambulancia, y la mala suerte que sucedió ayer un susto con un luchador. Creo que hoy se podía haber luchado o haber buscado una forma de protestar, tomar las medidas oportunas en los despachos o en los medios, o donde sea. Está claro que aquí ha salido perjudicado la lucha canaria y sobre todo todos los niños”.

Por su parte, el presidente de la Federación de Lucha Canaria, Germán Rodríguez, intentó pasar lo más inadvertido posible por el terrero para evitar la ira de los espectadores.

Al parecer, en los vestuarios no aceptó de buen grado las críticas, y sin embargo, ante las cámaras de la Televisión Canaria, aseguró que “asumimos la responsabilidad necesaria y no nos queda otra”.

Posteriormente, en el comunicado oficial, el presidente afirmó que la Federación como organizadora del Campeonato, “asume la responsabilidad” y “entiende la protesta de los luchadores”, pero “no comparte que estos no compitan, máxime cuando se corrige con carácter de urgencia y se pone una ambulancia para todo la jornada del domingo”.

Rodríguez añadió que semanalmente hay encuentros de lucha y de otros deportes, en categorías escolares, cadetes, juveniles y senior, sin que haya una ambulancia en las instalaciones. “Tampoco está reglamentada la obligatoriedad de que esté la ambulancia, pero la Federación de Lucha Canaria siempre ha contado con servicios de ATS y/o médicos para el desarrollo de competiciones como el Alfredo Martín o el Pancho Camurria”, afirmó.

En el comunicado aseguró que había una acuerdo con el Ayuntamiento de La Laguna para que la ambulancia estuviera durante todo el Campeonato.

final lucha Pancho camurria
Hubo diversas opiniones entre los aficionados que acudieron a Valle de Guerra. | Sergio Méndez

Réplica del OAD de Deportes

El Organismo Autónomo de Deportes (OAD) del Ayuntamiento de La Laguna afirmó ayer, ante la nota de prensa remitira por la Federación de lucha canaria, que “el OAD no es organizador de la competición y que se comprometió, tras las reuniones mantenidas con la Federación y el Club de Luchas Rosario, a pagar el desplazamiento de barco y avión de los equipos que venían de otras islas, así como el desplazamiento en guagua del lugar de hospedaje al terrero y a poner la instalacion a disposición de la competición”. “En ningún caso se comprometió, a destacar una ambulancia en el terrero en los días del campeonato”.

[/su_note]