tribuna

¡Manos arriba, esto es un atraco!

No crean que el título de este artículo es exagerado. Coalición Canaria se ha empeñado en cobrarnos por todo, incluido el Teide

No crean que el título de este artículo es exagerado. Coalición Canaria se ha empeñado en cobrarnos por todo, incluido el Teide. No es el primer atraco, ya intentaron cobrarnos por aparcar en la playa de Las Teresitas, aunque la justicia les echó abajo -es un decir, porque ahí sigue en pie- el mamotreto. Nos cobran por disfrutar del Parque Marítimo, a pesar de que fue construido con fondos europeos y de que los gestores que explotaban el recinto no pagaban el canon correspondiente a pesar de las fiestorras que allí se celebraban mientras el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y el Cabildo miraban para otro lado. Miraban, a lo mejor, al antiguo Lazareto, donde hoy se levanta el Palmetum, que hay que pagar para visitarlo. Cerca de donde se realiza el vertido de aguas sin depurar, pese a que cobran a los vecinos por depurar esas mismas aguas y que, en más de una ocasión ha obligado a cerrar la playa situada junto al Parque Marítimo, en la que no les recomiendo el baño.

Pero a lo que iba. Ahora dicen que abren un debate social para decidir si se debe cobrar el acceso al Teide con la excusa del esfuerzo inversor que realiza el Cabildo en la conservación del Parque Nacional, una gestión que asumieron tras una pataleta de años reclamando el control del mismo. Ya tienen el control y ahora ¿no tienen dinero para conservarlo? Y quiero dejar claro que a mí no me importaría pagar si fuera verdad que ese dinero se emplearía con ese fin. Pero claro, me llama la atención que Coalición Canaria pusiera el grito en el cielo por la tasa turística para no incomodar a sus amigos los hoteleros -los mismos que pagan una miseria a las camareras de hotel, por poner un ejemplo- y no sea tan beligerante a la hora de gravar que los ciudadanos de a pie, con pocos recursos, tengamos que rascarnos el bolsillo para darnos una caminata por el Teide, una de las pocas actividades de ocio que, por el momento, es gratuita. Y habrá que ver si nos podemos llevar los bocadillos de tortilla desde casa o, como ocurre en el Parque Marítimo, está prohibido entrar comida. Si la mayoría de la gente tuviera posibles, se habría hecho socio del Club Náutico y no se preocuparía de los bocadillos.

Les pongo un par de ejemplos más de que lo de Coalición Canaria es un atraco. Hospitales públicos con aparcamientos privados donde se deja uno medio sueldo. Claro que los prebostes del Cabildo no tienen ese problema y tienen su propio aparcamiento privado en la plaza de España, no sea que la brisa del mar les estropee el coche oficial. Y las tarifas de guagua más caras de toda España. Cualquiera de nosotros tiene que pagar tres bonos -en total casi 80 euros- para poder desplazarse en guagua por la Isla sin problemas de conectividad, esa palabreja que tanto le gusta a Carlos Alonso.

Pero puestos a buscar recursos económicos para mantener y conservar el Teide, ¿no los hay en el Teleférico, una sociedad participada por el Cabildo de Tenerife? Nos imaginamos que no debe ser deficitario, así que podrían invertir parte de esos beneficios en el Parque Nacional, si es que quieren hacer públicas esas cuentas, que parece que no…

Reitero que no me importaría pagar por acceder al Teide, pero ¿esa tasa se va a emplear en conservar el Parque Nacional o en otros menesteres? No crean que soy un malpensado, me remito al historial de Coalición Canaria que con su afán de mejorar la vida de los que habitamos en esta Isla no pudo evitar el cierre de la Granja Teisol, que formaba parte del holding del Cabildo de Tenerife. Algunos todavía recordamos que la Quesería de Arico, que construyó también el Cabildo y en la que invirtió 50 millones de euros para la compra de maquinaria, pasó a la historia por una mala gestión de la que se desentendió la corporación insular. Hay más, recuerdan que Bodegas Insulares vendió como vino de Tenerife 7.000 litros de Valdepeñas, a pesar de que esta empresa -cuyo accionista mayoritario es el Cabildo- dice que su finalidad es luchar por el sector vitivinícola local. Y saben que la empresa perdió más de 600.000 euros en cinco ejercicios económicos porque compró una bodega comarcal en el Sur, implicada también en la venta de vino peninsular.

La historia más reciente nos habla de que La Sociedad Insular para la Promoción de Personas con Discapacidad (Sinpromi) ha tenido que aplicar recortes para poder hacer frente al desfalco que se detectó en 2014 y que ascendía a casi 800.000 euros y del “descuadre” de 120.000 euros en el Recinto Ferial.

Con estos antecedentes, permítanme que no termine de creerme que vamos a pagar una tasa para conservar el Teide. Me da la impresión de que los chicos de Coalición Canaria se van a apostar en el Portillo, como en las películas del Oeste, y en cuanto nos vean llegar en el coche nos dirán ¡manos arriba, esto es un atraco!

*Cabeza de lista del PSOE La Laguna y concejal del Ayuntamiento