ECONOMÍA

Naviera Armas compra Trasmediterránea por 260 millones

Grupo Naviera Armas asumirá el repago de deuda de Trasmediterránea con Acciona por valor de 127,3 millones

TRASMEDITERRÁNEA BARCO
Grupo Naviera Armas asumirá el repago de deuda de Trasmediterránea con Acciona por valor de 127,3 millones

El Salón Atlántico de Logística y Transporte que se celebró ayer en Las Palmas de Gran Canaria abrió con la noticia económica del día. Naviera Armas anunciaba a primera hora la compra al Grupo Acciona del 92,71% del capital social de Trasmediterránea, por 260,4 millones de euros, convirtiéndose así en la empresa canaria en la primera de transporte marítimo de pasajeros y de carga rodada de España y en una de las mayores de Europa.

La operación se completará previsiblemente durante el primer trimestre de 2018, una vez obtenida la luz verde de las autoridades de competencia, y será Armas quien asuma el repago de deuda de la compañía con otras sociedades del grupo constructor y energético por 127,3 millones de euros.

La adquisición se inscribe en la lógica comercial, ya que ambas empresas operan en mercados distintos. Naviera Armas pasará a prestar sus servicios a través de Trasmediterránea en el mercado balear, uno de los pocos mercados nacionales en los que no operaba hasta ahora.

La operación creará importantes economías de escala y sinergias para ambas compañías, lo que contribuirá a reforzar su posición de liderazgo en los mercados donde realizan su actividad. La firma Garrigues ha actuado como asesor jurídico y fiscal de Naviera Armas en la operación.

Esta compra responde al propósito de Acciona de centrarse en sus tres líneas de negocio estratégicas, esto es, las infraestructuras de transporte y agua, y las energías renovables. La integración de Trasmediterránea con Naviera Armas dará lugar a un operador con mercados complementarios, sin solapamientos y con mayor flexibilidad para consolidar una posición de liderazgo en un mercado tan competitivo como el transporte marítimo español.

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, consideró que esta operación permite a la compañía “ajustar y reforzar” su modelo de negocio centrado en infraestructuras sostenibles y energías limpias, en línea con las expectativas del mercado. “Por eso, se ha decidido cerrar esta operación en el momento más oportuno de recuperación del sector del transporte marítimo, tras un proceso de mejora de la eficiencia operativa de la compañía y con un comprador español del sector que conoce bien el mercado, lo que sin duda contribuirá a reforzar la posición competitiva de Trasmediterránea”, añadió. Acciona vende Trasmediterránea 15 años después de su compra en 2002, en el marco del proceso que entonces abrió el holding público SEPI para privatizar la compañía de transporte marítimo.

El pasado año, Trasmediterránea elevó el 1,6% sus ingresos, de forma que generó 431 millones de euros, y disparó el 48,5% su beneficio bruto de explotación (Ebitda) hasta los 61 millones, gracias al crecimiento de los tráficos, la mejora de la eficiencia operativa y la reducción de los costes de combustible.

La naviera opera un total de 32 rutas, fundamentalmente entre la Península Ibérica y Baleares y la Península y Norte de África, y también con las Islas Canarias. La compañía opera además servicios de logística, consignación de buques y handling de cruceros, así como cinco terminales portuarias. A lo largo del pasado año, transportó 2,5 millones de pasajeros (2,3% más), 5,8 millones de metros lineales de carga (2,3% más) y 576.000 vehículos (5,7% más).

En venta en 2004

Acciona ya tuvo colgado el cartel de se vende sobre Trasmediterránea en 2014, en el marco del programa de venta de activos que el grupo puso entonces en marcha dentro del plan de ajuste que lanzó para amortiguar el impacto de la reforma energética aprobada en esas fechas por el Gobierno.

No obstante, la compañía paralizó un año después la desinversión de la naviera ante la positiva situación y perspectivas que comenzó a mostrar, y el cambio que el contexto económico empezó a registrar en 2015. Además, indicó que las ofertas que entonces había recibido por la firma no reflejaron realmente el valor y el potencial de la empresa”. Por todo ello, y las medidas de eficiencia que implementó en la naviera, entonces optó por quedársela y “aflorar todo su potencial de valor”.

El director comercial de Armas para la parte de carga, Jaime Cabrera, expresó su satisfacción por la operación, si bien por su “envergadura y complejidad”, y por lo reciente de la firma, aún desconoce con exactitud lo que representará y los cambios que implicará. Cabrera admitió que será un proceso “complejo y algo largo”, que aún debe pasar el filtro de las autoridades españolas de competencia, aunque garantizó que, de momento, no habrá cambios en ninguna de las dos compañías, que se irán produciendo conforme al desarrollo del acuerdo.

En concreto, Cabrera informó de que Armas ha firmado la adquisición de tres buques nuevos, dos fast ferries que se construyen en Australia, y un barco convencional, y seguramente firmará en breve la compra de otro convencional.

En cuanto a si tras esta operación se interesarán de nuevo por las rutas hacia África, señaló que Armas fue pionera en establecer una línea con Nuadibú, Mauritania, y también creó otras con El Aaiún, en el Sahara Occidental, y Tarfaya, en Marruecos, que dejaron de funcionar. Armas es el primer interesado en reabrir esas líneas y retomar la línea entre Fuerteventura y Tarfaya, para lo que ha de contar con la infraestructura y el personal necesario, insistió Cabrera.

Las reacciones en Canarias no se hicieron esperar. El vicepresidente y consejero de Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, consideró que esta transacción supone una “enorme oportunidad”, sobre todo de cara a la comunicación de las Islas con el exterior. El consejero señaló que las relaciones de la naviera canaria con el Gobierno son “magníficas”, y recordó que cubre la única línea de obligación de servicio público en las Islas, la que une El Hierro con Tenerife, tras sacarla a concurso el Ejecutivo canario.

100% canaria

Naviera Armas nació en 1941 y se ha convertido en la compañía naviera más importante de Canarias. Tiene sus orígenes en Lanzarote. Antonio Armas Curbelo comenzó su andadura con barcos de casco de madera, con veleros puros y motoveleros, y nombres legendarios en el historial del cabotaje de las Islas dedicados al tráfico salinero y de carga. Armas Curbelo incorporó después a su flota buques de casco de acero y propulsión diésel y máquinas de vapor, con los que expandió su actividad comercial fuera de las fronteras insulares, alcanzando protagonismo en la antigua provincia del Sahara español.

El testigo de este emprendedor lo recogió su hijo Antonio Armas Fernández, actual presidente de la empresa. Conocedor de las nuevas tendencias en el sector, introdujo los primeros buques de carga rodada en Canarias. Esta etapa comenzó en 1975, con la adquisición de dos barcos menores, que navegaron en las líneas interinsulares con los nombre de Volcán de Yaiza y Volcán de Tahíche.

A partir de 1995 se produjo un cambio significativo en la estrategia de la compañía, cuando decidió introducirse en el mercado de buques de carga y pasaje dando un importante salto cualitativo que ha contribuido a situar a Canarias en el primer puesto regional de las comunicaciones marítimas en Europa.

Acciona se dispara en bolsa tras la venta

El Ibex 35 abrió la sesión de ayer con comportamiento plano (0,01%), pendiente de los acontecimientos sobre Cataluña. El selectivo madrileño iniciaba la sesión anclado en la cota psicológica de los 10.200 puntos, a la espera de la reunión del BCE de hoy. Pero la mitad de los valores despertaban en verde, liderados por Acciona, que subió más del 2%.