sur

Tras los pasos del Santo

Alrededor de 2.000 personas recorrieron ayer la ruta que realizaba el Hermano Pedro con su rebaño de cabras entre Vilaflor y la costa de Granadilla en el siglo XVII; el plan de seguridad no registró incidencias destacadas

FOTO DA

Alrededor de 2.000 personas recorrieron ayer el mismo camino por el que descendía en el siglo XVII el religioso chasnero Pedro de San José de Betancur, el Hermano Pedro, con su rebaño de cabras desde su Vilaflor natal hasta la zona de costa de Granadilla, para que los animales pastaran en los meses del invierno.

A lo largo de un recorrido de 19 kilómetros a través de bancales, viñedos, árboles frutales, pinares, tabaibas y cardones, los senderistas rememoraron el antiguo pastoreo por un conjunto de rutas que conducían desde la cumbre hasta la costa, algunas, como la que transitaba el primer santo canario, con casi cuatro siglos de antigüedad.

Desde hace 13 años la comarca de Chasna se propuso rescatar un símbolo de la memoria colectiva de esta zona del sur de Tenerife a través de una iniciativa impulsada por los ayuntamientos de Granadilla de Abona y Vilaflor -con la colaboración de San Miguel, Arico, Fasnia y del Obispado- y cada mes de abril, coincidiendo con el aniversario del fallecimiento del fundador de la orden Bethlemita, se realiza una peregrinación que en los últimos años ha ido incorporando nuevos devotos. La jornada de ayer comenzó muy temprano, con la celebración, a las 6.30, de la misa para los peregrinos en la iglesia de San Pedro Apóstol, en el casco urbano de Vilaflor, a 1.500 metros de altitud, antes de iniciarse el descenso con las primeras luces del día. Allí, el alcalde de Granadilla de Abona, José Domingo Regalado, y la regidora de Vilaflor, Agustina Beltrán, dirigieron unas palabras de bienvenida a los participantes, a los que animaron a disfrutar del recorrido con precaución y respetando en todo momento el corredor ambiental.

FOTO DA

Este año, por motivos de seguridad, se priorizó la inscripción a través de las oficinas del Servicio de Atención al Ciudadano en Granadilla, San Isidro y El Médano. Además, Titsa ofreció un servicio de guaguas extraordinario desde las 5 de la madrugada, al precio de tres euros, entre la Cueva del Hermano Pedro (punto de llegada de los peregrinos) y Vilaflor. Pese a que el grueso de los caminantes partió desde el pueblo más alto de Canarias, numerosos senderistas se fueron incorporando a la ruta desde el casco de Granadilla, Charco del Pino, San Isidro y El Médano.

Coincidiendo con el mediodía, la Cueva del Hermano Pedro se fue llenando de devotos, que llegaban con rostros cansados y piernas fatigadas después de cinco horas de caminata en la mayoría de los casos. hay que recordar que el recinto religioso sureño es uno de los puntos de peregrinaje más visitados del Archipiélago, con cerca de 300.000 personas al año procedentes de las Islas, la Península e Iberoamérica.
El Ayuntamiento de Granadilla informó ayer que el plan de autoprotección y seguridad, integrado por medio centenar de personas, entre Protección Civil, Cruz Roja y policías locales, no registró ningún incidente relevante y confirmó que la caminata se desarrolló con normalidad.

FOTO DA

Conservación

Los grupos de montañeros participantes insistieron ayer en la importancia de seguir trabajando en la recuperación del camino y su conservación tal como se encontraba antiguamente. El estudio de recuperación y valoración del Camino del Hermano Pedro y sus senderos adyacentes se inició en el año 2005 y actualmente se ha convertido en un nexo de unión entre los municipios de la comarca y su población, que comparten espiritualidad, paisaje y cultura.