EE.UU.

Una mujer estadounidense testificará en el juicio de su propio asesinato

Según el juez, se trata de un caso sin precedentes en el que la víctima puede prestar declaración después de su propia muerte

El presunto asesino, Slager. / DAILY MAIL
El presunto asesino, Slager. / DAILY MAIL

Judy Malinowski, de 33 años, testificará en el juicio sobre su propio asesinato después de haber fallecido en agosto de 2017. La mujer fue rociada con gasolina y prendida fuego por su entonces pareja (a quien ahora se va a juzgar) y murió recientemente en el hospital como consecuencia de sus heridas.

Aunque haya fallecido, Judy testificará en el juicio contra Michael Slager ya que dejó su testimonio en vídeo a los fiscales del caso antes de fallecer en el hospital.

Ahora, un jurado del estado de Ohio, en EE.UU. escuchará las palabras de la propia Judy, en su lecho de muerte.

Según informa el Daily Mail, la mujer sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo y, aunque quedó terriblemente desfigurada y con gravísimas heridas, se aferró a la vida en el hospital durante dos años. Slager fue acusado inmediatamente y se inició el juicio contra él. Sus abogados trataron de bloquearlo alegando que el testimonio de Judy fue obtenido incorrectamente por los fiscales.

Sin embargo, el juez lo permitió alegando que se trata de un caso sin precedentes en el que la víctima puede prestar declaración después de su propia muerte.

Malinowski también habló con los medios desde su cama de hospital antes de morir. Aunque casi no podía articular palabra, reunió la fuerza para decir: “Nunca pensé que un ser humano pudiera ser tan malvado. Él solo se quedó allí y no hizo nada”, afirmó. Slager siempre ha mantenido que la prendió fuego por accidente cuando encendió un cigarrillo.

Después de su muerte, Ohio aprobó la Ley de Judy, que añadió seis años a la condena de cualquier persona condenada por un asalto que haya herido permanentemente a la víctima.