crisis en RTVC

El administrador único reconoció que Negrín prorrogó la señal de RTVC de manera ilegal

José Carlos Naranjo Sintes cierra la puerta a la subrogación de los trabajadores de las islas no capitalinas en las mismas condiciones laborales

Naranjo Sintes toma posesión de su cargo en la RTVC
El administrador único de la RTVC, José Carlos Naranjo Sintes, en su toma de posesión ante el consejero de Presidencia, José Miguel Barragán. Fran Pallero

Por Europa Press / Moisés Grillo

El administrador único de la Radio Televisión Canaria (RTVC), José Carlos Naranjo reconoció que el contrato de la señal que prorrogó Santiago Negrín, el expresidente del Consejo rector del ente, en diciembre de 2017, “estaba viciado de nulo derecho”, de ahí que a través de la Intervención de la Comunidad Autónoma se haya tramitado el expediente de nulidad y se han comenzado a elaborar los pliegos del nuevo contrato. Esa prórroga impidió que tanto la televisión pública, como Canarias Radio La Autonómica, se quedaran sin emitir. Además, Sintes aseveró que quiere hacer un contrato por un “periodo razonable”, subrayó. Naranjo Sintes hizo estas aseveraciones ayer durante la comisión de control de RTVC, en la que compareció a petición propia y de los grupos de Podemos, Nueva Canarias (NC) y PSOE.

Sintes precisó que el ente “gasta un total de 1,4 millones al mes en el arrendamiento de instalaciones y subrogación del personal de los servicios informativos”. En dicha comparecencia parlamentaria, detalló que se abonan 87.000 euros por las instalaciones de Videoreport en Tenerife y Gran Canaria, 569.000 euros por la subrogación del personal, 205.000 euros en caso de las subcontratas, 421.000 euros en equipamientos y 122.000 euros en otros servicios, subrayando, no obstante, que los costes son inferiores a los de la facturación mensual de la antigua adjudicataria. Así, comentó que había que buscar una fórmula jurídica para poder arrendar las instalaciones y seguir prestando los servicios, se optó por los derechos de uso, que según los informes jurídicos de la Casa, las de Videoreport eran las “mejores.”

Sobre los trabajadores, comentó que “la única opción posible” para los 224 de Videoreport era asumir la totalidad de la hasta que se decida el modelo definitivo de gestión en RTVC, aunque dejó claro que en este momento “no es posible” subrogar a los empleados de las subcontratas del sur de Tenerife y Gran Canaria y las islas no capitalinas, “porque la relación con la tele es a través de terceros”.