Rescate en Tailandia

El Gobierno tailandés difunde las primeras imágenes de los niños rescatados

Las labores de rescate finalizaron ayer con éxito tras sacar a la superficie tanto a los 12 menores como a su entrenador

Los niños rescatados en Tailandia saludan desde el hospital. | EP
Los niños rescatados en Tailandia saludan desde el hospital. | EP

Por Diario de Avisos / Agencias

Las autoridades tailandesas han difundido este miércoles las primeras imágenes de los 12 niños rescatados en la cueva situada en la provincia de Chiang Rai, al norte del país, desde el pasado 23 de junio.

En el vídeo, que ha sido presentado en rueda de prensa, los niños aparecen en camillas y con mascarillas en la boca, pero sonrientes. Algunos de ellos posan haciendo la señal de la victoria con sus dedos.

El director del hospital, Chaiwetch Thanapaisal, ha explicado en la rueda de prensa que los niños tendrán que permanecer al menos diez días ingresados, tras lo cual se les recomendará una fase de reposo en sus casas de otros 30 días.

Los padres han podido visitar a los pequeños pero de momento no se les permite el contacto directo hasta descartar enfermedades contagiosas que hayan podido contraer en la gruta. Las familias de los primeros ocho niños rescatados han tenido que usar trajes especiales y permanecer a dos metros de distancia. Las de los cuatro últimos solo les han visto a través de un cristal.

El rescate de los doce niños y su entrenador de fútbol concluyó este martes, con la salida de los últimos cuatro niños, el monitor y el equipo que les estuvo acompañando para garantizar su seguridad.

Están “en buenas condiciones” y no sufren estrés

El doctor Thongchai Lertwilairattanapong, inspector general del Ministerio de Salud Pública a cargo de Chiang Rai, ha informado este miércoles de que la mayoría de los niños rescatados de la cueva tailandesa han perdido una media de dos kilos, pero en general se encuentran en buenas condiciones y no muestran signos de estrés.

“Según nuestra evaluación están en buenas condiciones y no están estresados. La mayoría de los niños perdió una media de dos kilos”, ha afirmado el doctor, según informan los medios locales.

Thongchai ha aclarado que no ha sido necesario darles sedantes para que pudieran dormir tras lo vivido y ha dicho que todos parecen estar “en un buen estado de salud mental”. En su opinión, “es probable que se deba a que permanecieron juntos como equipo durante toda la dura experiencia”. “Tenemos que elogiar al entrenador por gestionarles bien en la situación”, ha añadido.