economía

Los expertos tinerfeños coinciden en la mala imagen de una Justicia dividida

Carlos Gómez habla de “esperpento” y Noemí Melio de “día triste”, mientras Víctor Medina señala hacia el legislador y Pedro Revilla no ve sustento jurídico

Los especialistas tinerfeños en reclamaciones hipotecarias consultados anoche por DIARIO DE AVISOS coincidieron en la mala imagen que a su juicio ha dado una Justicia dividida con la decisión del Tribunal Supremo de rectificar sobre quién debe abonar el impuesto vinculado a la constitución de hipotecas, del que una sentencia de hace dos semanas anulaba el artículo que obligaba al hipotecado a hacer frente a dicho pago y traspasaba el mismo a la banca. Como quiera que ayer se rectificó a este respecto y de nuevo se señala al consumidor como responsable de satisfacer tal impuesto, expertos como Carlos Gómez (Sirvent&Granados) calificó lo sucedido como “esperpento” y Noemí Melio (Iuriscan) de “día triste”. Por su parte, Víctor Medina (Medina y Abogados) apunta hacia el legislador “como solución para este embrollo”, mientras Pedro Revilla aguarda para leer la argumentación “porque cuesta encontrar un sustento jurídico, dado que las sentencias que anularon el artículo en cuestión son firmes y, por ende, no se puede volver al punto de partida”.

También sobre argumentos se refirió Gómez cuando apuntó que “esperemos que esta vez sean jurídicos y no pase de nuevo como con las cláusulas suelo, donde eran de carácter económico como mucho y, desde luego, ajenos al Derecho”. Para Medina, “es obvio que la imagen dada es muy mala, además justo el mismo día en que Europa ha dictado la sentencia sobre Arnaldo Otegui; está claro que es un menoscabo para nuestra Justicia”.

Sobre lo que deparará el futuro, Melio explica que “nos queda Europa, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que vela por los derechos de los consumidores frente a la banca, como ya hizo en diciembre de 2016 con las cláusulas suelo”, pero su optimismo no es compartido por Gómez, para quien “habrá que ver lo que dice Estrasburgo, porque no es lo mismo y no está claro que entren en el fondo de este asunto”.