caso grúas- la laguna

Los partidos amparan a la Fiscalía frente al ataque de Coalición Canaria

Vicente Garrido defiende el trabajo realizado por el Ministerio Público y recuerda que es “frecuentísimo” coordinarse con Madrid, dado que se trata de “una estructura jerarquizada”

Vicente Garrido, durante su intervención en el Parlamento de Canarias, ayer en Santa Cruz. Fran Pallero
Vicente Garrido, durante su intervención en el Parlamento de Canarias, ayer en Santa Cruz. Fran Pallero

Los partidos con representación en el Parlamento de Canarias ampararon ayer la labor de la Fiscalía frente al ataque dirigido contra el Ministerio Público desde Coalición Canaria (CC) a cuenta del afán del actual presidente del Gobierno regional, Fernando Clavijo, en mantener sus privilegios como aforado y en contra de lo dispuesto en el nuevo Estatuto de Autonomía, ya vigente. Así se pudo comprobar durante la presentación de la Memoria anual de la Fiscalía de la Comunidad Autónoma Canaria en el Parlamento regional. Su titular, Vicente Garrido, defendió el trabajo realizado por su departamento, a la par que recordó que “es frecuentísima” la labor de coordinación y control desde la Fiscalía General del Estado, dado que hay una estructura jerarquizada y piramidal.

Cuestionado sobre el caso Grúas por el socialista Gustavo Matos, Garrido resaltó que a veces se actúa “con acierto o con fallo”, y para ese caso, dijo, “están los tribunales”. “Nunca jamás en mi vida he recibido ningún tipo de presión por parte de nadie”, expuso a los diputados, aclarando que esa posición no se refiere solo a la instrucción del caso Grúas, sino a toda su carrera judicial, si bien no ocultó la “explosión mediática” que está afectando a las instituciones judiciales.

En cuanto a la posición de los partidos, fue el citado Matos (PSOE) quien criticó que Clavijo “ponga en duda” la actuación de la Fiscalía, de ahí que mostrase el “respeto y solidaridad” de su grupo parlamentario, pidiendo que desde las instituciones se tenga “altura de miras” y no se contribuya “a un clima de intoxicación e incendio”. Jesús Ramos, del Grupo Mixto (ASG), también tildó de “desafortunadas” las declaraciones públicas que han puesto en entredicho la imparcialidad de la Fiscalía en torno al caso Grúas, mientras que Esther González, de Nueva Canarias, reivindicó la “estricta separación de poderes” y aunque cree que el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, tiene “derecho” a realizar su defensa, no lo hace “en igualdad de condiciones” con el resto de los ciudadanos.

Por su parte, Concepción Monzón (Podemos), dijo que el trabajo de la Fiscalía es “esencial” en la defensa de los intereses generales, mientras que Luz Reverón (Partido Popular) incidió en la “escasez” de personal de la Fiscalía. Socorro Beato (CC) insistió en que todos los ciudadanos tienen derecho a su defensa, a ser informados, a la presunción de inocencia y a no sufrir dilaciones indebidas.

El fiscal jefe muestra su preocupación al no bajar la violencia machista

El fiscal superior de Canarias, Vicente Garrido, reiteró ayer su preocupación ante el hecho de que no descienda la incidencia de la violencia machista en el Archipiélago. En su opinión, “algo debe estar mal” cuando de más de 200.000 procesos abiertos por la Fiscalía el año pasado solo fructifica el 12% (el 3% con juicios y sentencias).
En un repaso sobre la actividad del Ministerio Público en el Archipiélago durante 2017, Vicente Garrido recordó que la excesiva demora es un descrédito para la justicia, además de confirmar que se ha producido una estabilización en el número de delitos, sobre todo de robo y contra la seguridad en el tráfico.

Sobre las infraestructuras, Garrido no dudó en denunciar que “clama al cielo” la situación de los fiscales en la capital tinerfeña, ya que en un pequeño espacio trabajan cinco o seis.