Pakistán

Los reflejos ‘sobrehumanos’ de este alpinista lo salvan de morir aplastado

Una roca gigante se desprendió de repente y comenzó a rodar a gran velocidad

Existen situaciones en las que, por un mínimo detalle, la vida desaparece; otras, en cambio, dan una segunda oportunidad a lo que auguraba una muerte asegurada. Eso fue, precisamente, lo que le ocurrió a un alpinista suizo que logró esquivar una roca gigante durante una expedición con varios compañeros por la cordillera de Karakórum, en Pakistán.

De repente, la enorme piedra se desprendió y comenzó a rodar a gran velocidad. Afortunadamente, el hombre, con unos reflejos casi sobrehumanos, consigue apartarse en milésimas de segundo, evitando una tragedia.

“Ha estado cerca, muy cerca. Tuvimos mucha, mucha suerte”, ha asegurado el guía de montaña Patrick z’Brun, que formó para del equipo suizo. “De repente, alguien gritó: ‘roca, roca”, añade el alpinista, quien reconoce que “dos tiendas de campaña de cocina y una de dormir estaban completamente arrasadas. Las dos rocas pasaron a un pelo de los escaladores”.

Pese a que el vídeo se ha convertido en viral durante estos últimos días, los hechos tuvieron lugar en verano: