EMPRESAS Y MARCAS

Viaje a las entrañas volcánicas de Tenerife

Realizar el sendero al mirador del impresionante crácter de Pico Viejo te ofrece la oportunidad de ver toda la evolución volcánica de Las Cañadas del Teide y disfrutar de una panorámica que te dibuja el mapa de las Islas Canarias

Viaje a las entrañas volcánicas de Tenerife
Viaje a las entrañas volcánicas de Tenerife

Un día soleado despide el invierno en Las Cañadas del Teide. Antes del mediodía subimos en el teleférico -apenas ocho minutos- para situarnos a quinientos metros del impresionante techo de España (3.718 metros). Allí, el guía Toño Ortiz, un madrileño que lleva 25 años en la Isla, nos enseña como si fuera el patio de su casa, las singularidades de un lugar que por mucho que se visite siempre te sorprende, y más cuando la visibilidad te permite ver casi todas las caras de la Isla y el contorno de El Hierro, La Gomera, La Palma y Gran Canaria. Solo los restos de calima esconden a Lanzarote y Fuerteventura. La fotografía es sobrecogedora.

La subida hasta la base del pico del Teide y realizar el sendero al Pico Viejo es una de las actividades que te ofrece Volcano Teide Experience todos los días en dos horarios diferentes. Locales y turistas, en esta ocasión sorprendió la presencia de rusos y japoneses, disfrutan de un sendero que está al alcance de mayores y niños, porque más que un ascenso es un descenso y la dificultad, lejos de los problemas que puede contraer el mal de altura o la presencia de azufre en el ambiente, es baja.

Viaje a las entrañas volcánicas de Tenerife
Viaje a las entrañas volcánicas de Tenerife

Se trata de un sendero llano y perfectamente asentado que se dirige hacia la vertiente oeste del Teide, para desde un pequeño mirador  contemplar el enorme cráter de Montaña Chahorra, con 800 metros de diámetro y 3.104 metros de altitud, conocido también como Pico Viejo, donde se produjo en 1798 la última erupción histórica del Teide, expulsando ríos de lava durante tres meses a través de los cráteres, llamados Las Narices del Teide, que también se puede visitar en un sendero de mayor dificultad. El camino es en sí un magnífico mirador de toda la vertiente sur de la Isla, pudiendo apreciarse perfectamente la configuración de la gran caldera y su cerramiento natural por paredes verticales rocosas, entre las que destaca la mole de Montaña Guajara, la tercera cima más alta de la Isla.  Pero también se observa la impresionante formación del macizo de Teno y la formación de los últimos volcanes que erupcionaron en la Isla: Chinyero (1909) o Arenas Negras (1706).

Viaje a las entrañas volcánicas de Tenerife
Viaje a las entrañas volcánicas de Tenerife

Desde ese pequeño mirador, a donde llegamos tras una media hora de camino desde la base del teleférico, podemos contemplar cómo las lenguas de lavas se deslizaron por las laderas del volcán, llegando hasta las proximidades de las paredes de gran circo que hundieron un volcán de seis mil metros de altitud hace millones de años, distinguiendo las numerosas cañadas que bordean la caldera, y apreciando las verticales formaciones de los Roques de García, chimeneas de aquella enorme erupción. Al final del camino, en el mirador, además de contemplar el multicolor cráter de Pico Viejo, nos podremos entretener en ir siguiendo el contorno de la costa sur de la Isla de Tenerife, localizando los pueblos, las grandes urbanizaciones turísticas, el aeropuerto,  ahora también el puerto de Granadilla y más cerca, el maravilloso pinar de Vilaflor o las blancas instalaciones astronómicas de Izaña, mientras la isla de La Gomera parece que la tenemos al alcance de la mano y La Palma más que una parecen dos islas con su gran caldera en el centro. Una experiencia reconfortante.