quiero ser reina

María Alcázar: “Es una maravilla trabajar con Ariadna Fregel, tiene una genética privilegiada y es supercomprometida”

Ha sido la encargada de orientar en hábitos de vida saludable a las concursantes de Quiero ser Reina, y tras proclamarse Ariadna ganadora, la responsable de su coaching nutricional, para asegurarse de que llegase a la gala de elección de la Reina de la manera más óptima posible

 

 
María Alcázar García Es Técnico Superior en Dietética y Nutrición, Máster Europeo en Dietética y Nutrición y Coach Nutricional. Tras estudiar Ingeniería de Telecomunicaciones y dedicarse durante años a la consultoría para empresas y administraciones a nivel nacional e internacional, acabó descubriendo su verdadera vocación: la dietética y la nutrición. Es una de las instagramers de cocina más reconocida de Canarias y ayuda a personas y personalidades a llevar un estilo de vida más saludable.

-¿Cómo empezó su pasión por la comida saludable?
“Al recibir los resultados de una analítica que me hice para tener un seguro médico, al ir a vivir a un país en el extranjero, y me salieron unos resultados disparatados. Fue como un toque de atención. La compañía me dio veinte días para repetirla, a ver si mejoraban los resultados y entonces me afané en una vida más sana, en comer mejor, esforzarme en ser un poco más activa. Después de veinte días, repetí los análisis y conseguí mi seguro, pero me di cuenta de lo aburrido que era comer sano con las típicas dietas que se leían: pechuga de pollo, merluza, lechuga… Entonces me puse a investigar sobre cómo darle una vuelta a los platos para comer sano, sabroso, con color, divertido y diferente”.

-Se ha convertido en una persona influyente en redes sociales, ¿qué fue primero, la comida sana o Instagram?
“Fue un poco a la vez, porque en el momento en el que empecé a investigar y a crear platos y recetas, comencé a compartirlas en las redes sociales. Entonces vi que la gente me preguntaba, interactuaba conmigo, me animaba a seguir, y eso me hizo que siguiera… Más o menos empezaron a la vez”.

María Alcázar García, coach nutricional de Quiero ser Reina / Fran Pallero
María Alcázar García, coach nutricional de Quiero ser Reina / Fran Pallero

-¿Cuánto tiempo le dedica diariamente a esa gestión digital?
“Unas dos o tres horas, no mucho más de lo que le puedes dedicar a un hobby, ¿no? Porque, al final, esto nace como un hobby. De hecho, actualmente lo sigue siendo aunque ya poco a poco vas teniendo más compromisos y demás, pero sigue siendo una pasión que me encanta”.

-Un hobby ¿pero rentable?
“Si hablamos de rentabilidad como ayudar a personas, intentar mandar un mensaje que cale a la población para que la gente lleve una vida más saludable, sí, desde el primer momento. Si lo hablamos a nivel económico, esto es una carrera de fondo. Yo tengo mi trabajo, voy religiosamente todas las mañanas a la oficina y esto actualmente es trabajo extra”.

-Y tus recetas, ¿a qué público están dirigidas?
“Están dirigidas a todo el mundo. Mis recetas son sobre todo recetas saludables. No me centro solo en comida, por ejemplo vegana, o vegetariana, sino que toco todos los palos. Hago smoothies, postres, hago pizzas… Entonces un poco para todos los públicos”.

-Acaba de decir que se puede comer sano con pizza… Explíqueme eso.
“(Ríe) Sí. Lo que tienes que hacer es intentar reducir las calorías, que lo puedes conseguir o bien rebajando las cantidades, pero no, porque me encanta comer (ríe), así que le doy una vuelta a los ingredientes y sustituyo. Es decir, cambio harinas refinadas de la base, por ejemplo, por quinoa, por coliflor, por pollo y le damos una vuelta para que sea más atractiva nutricionalmente hablando”.

-¿Qué es lo más complicado de llevar una vida sana?
“Al principio, sobre todo, es adoptar esos cambios para que se conviertan en tu estilo de vida. Una vez que es tu estilo de vida, ya no cuesta tanto. Luego está el marketing y el bombardeo publicitario, que te llegan a vender siempre productos con grasas, con azúcares. Ahí tienes que luchar un poco, y es complicado. La vida social mantenerla y no salirte mucho de la línea saludable. Y luego, también, luchar contra tu cerebro que al final es tu principal enemigo, entre comillas, porque siempre te va a decir: ‘¡ay!, por un día que no entrenes no pasa nada’, o ‘por un día que no comas tan sano y tal… Mañana retomas’. Eso es lo más complicado, quizás”.

-En algunas de sus recetas colabora con marcas. ¿Acepta cualquier acuerdo comercial?
“No, porque yo no voy a ofrecer a mis seguidores algo en lo que no crea y algo que no vaya en sintonía con mis valores, con mis pensamientos, ni, incluso, algo para lo que no esté capacitada para opinar, por ejemplo, en temas de moda. Yo todo lo que recomiendo a mis seguidores son cosas en las que yo crea en ellas y me gusten realmente”.

-¿Qué ofrece María Alcázar a sus seguidores?
“Lo que quiero es ayudar a las personas que en algún momento se sintieron perdidas a nivel nutricional y no sabían qué hacer con su salud, como me pasó a mí. Lo que hago es publicar recetas de forma gratuita en mi página web y en mis redes sociales, para que puedan tener ideas a la hora de aplicarlas en casa. También, ayudo con planes nutricionales de forma personalizada de acuerdo a tus objetivos, a aprender a hacer una compra saludable, a saber leer las etiquetas de los productos, a elegirlos… Y hago talleres de cocina saludable presenciales y online”.

-¿Se puede vivir de esto?
“Se puede vivir, sí. Tienes que dedicarle mucho tiempo, mucho trabajo, tienes que amar lo que haces realmente. Tienes que formarte y seguir formándote continuamente, y, en este caso, sobre todo, que influyes en la vida y en la salud de las personas. Sí se puede”.

-¿Cómo ha sido la experiencia de Quiero ser Reina?
“Pues realmente fantástica. Conocer a las chicas -las concursantes-, trabajar con ellas, compartir con tremendo equipo de profesionales que forman parte del elenco de profesores, ha sido todo un lujo. Creo que son realmente de lo mejor que hay, cada uno en su materia. Luego, con Ariadna Fregel -la candidata a Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife por este periódico-, es una maravilla, porque es súper comprometida. Ella tiene la ventaja de una genética privilegiada y es muy deportista. Además, yo estoy muy en línea con el trabajo físico y el rendimiento a nivel corporal y deportivo, y trabajo muy de la mano con Diego Intelisano, su preparador físico durante el concurso. Como Diego y yo nos conocemos de trabajar en otros proyectos, la verdad es que la sintonía ha sido total”.