empresarios relevantes

“En la clínica quitamos complejos y ofrecemos belleza y felicidad”

La Clínica Salud Estética (CSE) es el Instituto de Belleza y Bienestar surgido de la visión integradora de la estética, la medicina antiaging y la cirugía plástica del doctor Antonio García Hernández
Antonio García Hernández, fundador y director de Clínica Salud Estética
Antonio García Hernández, fundador y director de Clínica Salud Estética
Antonio García Hernández, fundador y director de Clínica Salud Estética. / DA

La Clínica Salud Estética (CSE) es el Instituto de Belleza y Bienestar surgido de la visión integradora de la estética, la medicina antiaging y la cirugía plástica del doctor Antonio García Hernández. El cirujano plástico tinerfeño quiso, desde un principio, tender una mano amable y experta que brinde soluciones seguras y eficaces a todas las inquietudes respecto al cuidado de la imagen personal. Para tal fin, García ha desarrollado métodos propios fundamentados en los últimos avances científicos y tecnológicos, así como en una experiencia larga y contrastada, que le ha permitido alcanzar un especial grado de maestría en este campo. Y es que el doctor García dedica todo su tiempo a su gran pasión: la cirugía plástica y la medicina estética.

-¿Cómo inició este gran proyecto que continúa creciendo?
“Bueno, mi gran sueño siempre fue la cirugía plástica. En el año 2005 es cuando abro mi primera consulta privada en la calle San José de la capital tinerfeña y, unos años más tarde, en 2013, abro el segundo centro de salud estética para completar los servicios de medicina estética con un espacio dedicado exclusivamente a los tratamientos de belleza. Pero hemos tenido que ampliar. Las instalaciones se nos han quedado pequeñas, por eso hemos decidido venirnos a este local, muy céntrico y a pie de calle, donde hemos pasado toda la parte de cirugía plástica y de medicina estética y antiaging, manteniendo en el centro de Imeldo Serís toda la parte de aparatología, estética y láser. Somos ya 29 profesionales en toda la clínica y se ha unido también el cirujano plástico, Carlos Brage”.

-¿Qué ofrece su clínica diferente a otros centros estéticos?
“Pues ofrecemos un servicio integral de belleza aprovechando todos los recursos estéticos, médicos y quirúrgicos que existen en la actualidad. Por eso realizamos preparaciones previas de la piel con tratamientos estéticos y de aparatología para después realizar el tratamiento de medicina estética o cirugía plástica apropiado para el paciente y continuando con los tratamientos de aparatología que prolonguen los resultados y ralenticen el proceso de envejecimiento. Por eso nos esforzamos siempre en traer a Canarias lo último en tecnología médico-estética que sale al mercado. Disponemos de toda la tecnología de los grandes centros nacionales, como el Velashape y UIltrashape, que son tratamientos de mejora del contorno corporal sin necesidad de pasar por quirófano. Pero, sin lugar a dudas, el Coolsculpting, es el tratamiento estrella porque es un procedimiento en el que somos pioneros en Canarias y los únicos, además, que ofrecemos el sistema coolsculpting dual, ya que contamos con dos plataformas para el tratamiento simultáneo de dos zonas o en poder hacerlo en la mitad de tiempo”.

-¿De qué se trata?
“Pues, muy sencillo, se trata de reducir las zonas donde se acumula grasa localizada, obteniendo un resultado estético. Sustituye a una lipoescultura para aquellas personas que no desean someterse a una operación pero si quieren deshacerse de la grasa que les molesta. Ahora se realiza en nuestra clínica y cuando termina el paciente puede continuar su vida normal sin requerir reposo de ningún tipo, ya que es un tratamiento no invasivo. Se basa en el enfriamiento controlado de las células de grasa para producir la apoptosis de los adipocitos, es decir, su destrucción sin afectar a los tejidos circundantes. Se aplica para reducir todas las zonas de grasa del cuerpo que no se pueden eliminar con dieta ni ejercicio (abdomen, espalda, cara interna de los muslos, papada…)”.

-¿Es muy demandando?
“Sí, sí. Porque, además, tenemos mucha experiencia en la utilización de esta tecnología, inventada en la Universidad de Harvard (EE.UU.). Tenga en cuenta que el Coolsculpting es el único que tiene todos los certificados de la FDA americana y de la Unión Europea para todos los aplicadores y zonas de tratamiento con un mecanismo de seguridad patentado exclusivo que es lo que hace a esta tecnología mucho más segura y eficaz. Mire, en tecnología y salud no se puede jugar y este aparato está avalado por más de 6 millones de tratamientos realizados en todo el mundo y multitud de estudios publicados”.

-Siempre innovando en estética y salud.
“Es que, como le digo, en estos temas no hay que escatimar. Ahora también estamos a punto de introducir la termo modulación inducida subcutánea. Es un sistema que vamos a traer en exclusiva para Canarias para realizar lifting sin cirugía y remodelación corporal de tensar la piel sin cirugía”.

-Pero ¿eso es posible? ¿Se ven realmente los resultados?
“Sí, claro porque son tratamientos menos invasivos que no implican pasar por quirófano con los inconvenientes que ello conlleva como pedir la baja laboral y la recuperación. En poco tiempo, semanas puedo decir, esta tecnología, que tiene unos resultados espectaculares, ya la tendremos en Canarias para tratar tanto cara, cuello, como cuerpo. Aparte, claro, de las fórmulas magistrales de mesoterapia facial y corporal y los protocolos especiales, que son personalizados, específicos para cada paciente, y únicos, y todo basado en estudios fotográficos con programas de ordenador que te mide el cuerpo, la cara, el seno…para controlar mejor los resultados del tratamiento”.

-¿Nota que la gente empieza a cuidarse más ahora que la crisis parece que ha terminado, o realmente no notaron parón?
“Mire, nuestros pacientes son gente normal. Casi el 80% se operan con un crédito bancario. Tenemos pacientes de todas las clases sociales. Nosotros notamos que había crisis en aquellos pacientes que se operaban a través de financiación, el resto siguió acudiendo a la clínica con normalidad. Pero gracias a Dios esto no nos afectó y pudimos seguir invirtiendo todos los beneficios de la empresa en investigación y en la compra de aparatología. Por eso acudo cada tres o cuatro semanas a un congreso internacional y reuniones tanto de técnicas quirúrgicas novedosas como de aparatología, para conocer lo último en mi especialidad, ya que es importante diferenciarse y estando a la última. Vamos, que estamos innovando todo el tiempo. Esto nos ha permitido, por ejemplo, en los últimos años adaptar la rinoplastia a la rinoplastia ultrasónica, que no hace hematoma ninguno. También el lipofilling, que es la extracción de grasa propia de la persona de una zona de su cuerpo a otra donde si desea volumen, como glúteos o pecho”.

-¿Cree que hay una obsesión por la estética?
“La belleza es parte de la salud. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la salud no solo es la ausencia de enfermedad sino también aquél estado de completo bienestar físico, mental y social. Por eso, tener un aspecto cuidado es una parte importantísima de la salud que repercute en nuestro estado físico. Este es el concepto de la clínica. Lo que intentamos es transmitir un concepto de salud integral con todos los servicios y técnicas que ofrecemos. Todo lo que hacemos es quitar complejos y ayudar a vernos bien pero de manera natural. Si adelgazamos o envejecemos y se nos descuelga la cara y nos miramos en el espejo y nos entristece, y podemos hacernos un tratamiento adecuado que nos eleva la cara y aporta brillo en la piel y esplendor en la mirada; eso nos hará sentir bien. Y la salud, es también felicidad. Si hay algo que te produce inestabilidad o que te hace sentir infeliz y se puede corregir desde la moderación, ¿por qué no hacerlo? Las mujeres que han sido madres si quieren arreglarse el seno caído y colocarlo donde estaba antes, pues serán mucho más felices”.

-¿Hay mucha presión comercial y social por verse estéticamente perfecto?
“No es por los demás, es por tí. Si te gustas a ti misma, te producirá felicidad, y la felicidad es salud que se refleja en todos los ámbitos de nuestra vida: profesional, relaciones y bienestar personal. Todo el sistema inmunoregulador del cuerpo está relacionado con la felicidad. Mire, las personas felices enferman menos, cogen menos catarros, tienen menos cáncer. Está demostrado científicamente y si tú puedes hacer algo para ser más feliz ¿por qué no hacerlo? Además, el precio está al alcance de todo el mundo”.

-¿Seguro? La cirugía estética ha estado siempre ligada a la gente de un gran poder adquisitivo, casi rozando el elitismo, ¿no?
“Para nada. La estética no es nada elitista, está al alcance de todos”.

-¿Cuánto cuesta una operación de estética, por ejemplo, un aumento de pecho?
“No le puedo decir el coste de los tratamientos porque depende del estudio del paciente. Le dije antes que hacemos un estudio personalizado y completo del paciente y el coste varía en función del tratamiento completo”.

-¿El gusto por la estética es propiedad de las mujeres o los hombres también se están animando?
“Se están animando. Una cuarta parte de nuestros pacientes son hombres. La filosofía de nuestra empresa es salud, y hacer todo bajo los cánones de aportar felicidad y bienestar, con protocolos únicos personalizados y desarrollados con más 20 años de experiencia”.

TE PUEDE INTERESAR