Política

La izquierda gobernaría en Canarias tras el 26 de mayo, pese a la tendencia nacional a la derecha con Vox

Una encuesta publicada ayer por el portal ‘electomania.es’ coloca a las Islas como una de las pocas comunidades autónomas en las que podría formarse un ejecutivo progresista, frente a la gran mayoría en la que la formación tildada de ultraderecha sería llave

ENCUESTA ELECTOMANIA CANARIAS 26M
Fuente: Electomania.es

Los partidos de izquierdas podrían gobernar Canarias tras los comicios del 26 de mayo. El portal especializado en encuestas electomania.es publicó ayer su Electopanel autonómico, en el que se especifican los datos de cada una de las comunidades autónomas.

En el caso de Canarias, el PSOE de Ángel Víctor Torres sería la fuerza política que contaría con más apoyos, con el 21,9% de los votos, por lo que obtendría 20 diputados, es decir, sumaría cinco más que en 2015. No obstante, hay que recordar que el Parlamento de Canarias contará con 70 diputados, situando la mayoría absoluta en 36.
A la hora de alcanzar esas 36 actas para que el candidato socialista, Ángel Víctor Torres, gobierne con apoyos progresistas, habría que sumarle a los 20 escaños del PSOE los siete diputados que lograría la formación de Román Rodríguez, Nueva Canarias (NC), con el 13,1% de los apoyos; más los seis diputados de Unid@s Podemos, con Noemí Santana a la cabeza, tras obtener el 9,2% de los apoyos, y los tres representantes de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) de Casimiro Curbelo, con el 0,5% de los votos.

En situación antagónica a la que obtuvo en 2015 se quedaría Coalición Canaria (CC). La formación política liderada por Fernando Clavijo alcanzaría 16 diputados, con el 19,7% del sufragio.

Hay que recordar que los nacionalistas consiguieron 18 escaños en 2015, pese a ser la tercera fuerza política más votada. En este caso, se situarían como la segunda formación política en votos y la segunda en representantes, pero no serían suficientes para formar gobierno con las formaciones de derecha del arco parlamentario.

La derecha

El que se mantiene, a pesar de que en muchos sufragios le dan un descenso considerable, es el Partido Popular (PP) de Asier Antona. La formación liderada por el político palmero mantendría los 12 diputados con los que ha contado en esta legislatura, pero hay que volver a insistir en que, tras la aprobación del Estatuto de Autonomía y la consiguiente ley electoral, el Parlamento alcanza los 70 diputados.

En cuanto a la ola naranja en las Islas, el partido de Albert Rivera se quedaría en marejadilla, ya que obtendría el 9,5% de los apoyos, y se quedaría en cuatro diputados, con Vidina Espino como cabeza de cartel.

En lo que respecta a la formación tildada de ultraderecha, Vox, en las Islas obtendría dos actas, principalmente, por los apoyos que recibiría de la provincia oriental, donde su implantación se localiza, sobre todo, en Lanzarote y Fuerteventura. Si nos centramos en cómo irrumpe este partido en las Islas con respecto al resto de comunidades autónomas, Canarias es el territorio en el que menos implantación conseguiría el partido de Santiago Abascal. Mientras que en las Islas obtendría esos dos apoyos, contrasta con los 27 escaños que conseguiría en la Comunidad de Madrid; 18 en la Comunidad Valenciana; 16 en Castilla y León; 13 en Extremadura;12 en Aragón; ocho en Murcia; siete en Baleares y cinco en Asturias, Cantabria, La Rioja y Castilla-La Mancha. En el caso de la comunidad madrileña, sería la fuerza política de derechas más votada en la Asamblea de Madrid, con 27 diputados, por 23 el PP y 20 de Cs, una suma que propiciaría un pacto de derechas en esta región.

Posibles alianzas

A la hora de buscar otras mayorías más sencillas que un pacto progresista a cuatro en Canarias, otra de las opciones es que se reedite el pacto de gobierno entre el PSOE y Coalición Canaria. Los 20 diputados de la formación socialista más las 16 actas de los nacionalistas serían suficientes para la mayoría absoluta, aunque esta opción parece poco probable si el nivel de crispación entre ambas formaciones políticas continúa como hasta ahora. Los nacionalistas han desempolvado en los últimos meses de su manual político el ya manido Madrid nos maltrata, ante los supuestos incumplimientos del Gobierno de Pedro Sánchez para con Canarias, siempre según la óptica de CC.

Esta situación podría variar tras las elecciones generales del 28 de abril, siempre que los nacionalistas mantengan el escaño de Ana Oramas en el Congreso de los Diputados y las posibles aritméticas que propicien un Ejecutivo con Pedro Sánchez como inquilino de la Moncloa. Si Ana Oramas fuera ese diputado 176 para la continuidad de Sánchez al frente del Gobierno de España, el PSOE estatal no dudaría en imponer un acuerdo a los socialistas canarios. No sería la primera vez que ocurriese algo similar.

Sondeos

Esta proyección elaborada por el portal especializado en sondeos electomania.es se ha realizado a partir de 5.200 respuestas a lo largo de todo el territorio nacional vía formulario online. Tal y como se recoge en el propio portal, estos “datos han sido ponderados y estratificados por género, edad, nivel educativo, población y nivel de ingresos. Eliminados los sesgos de los que adolece el proceso de recogida de datos”.