superconfidencial

No me interesa

"Iré a votar y procuraré que no ganen los sectarios de la izquierdona, pero, la verdad, no estoy en este momento muy motivado"

Ya sé que nos jugamos el futuro el día 28, pero no me interesa nada de lo que pase. Iré a votar y procuraré que no ganen los sectarios de la izquierdona, pero, la verdad, no estoy en este momento muy motivado. Yo soy de los que creen que, en un pueblo mentiroso, que miente casi por deporte, las encuestas no sirven para nada. Así que los que van bien no alienten muchas esperanzas y los que van mal en ellas, sospechen. Los debates que he escuchado me parecen estériles, las propuestas -en general-, hueras de contenido real y los personajes actuantes, con alguna excepción, patéticos. Quiero decir que ninguno de estos será capaz de cambiar a España tras los comicios legislativos, dentro de unos días. La proximidad de las elecciones municipales y autonómicas e insulares y europeas, tras las generales, añade un puntito de posible corrección, tras lo que pase en las legislativas. Veremos. Es posible que sea cosa de la veteranía, pero ya no es como antes. Acudiré a ambas citas electorales y ya tengo decididos mis votos, más por rechazo a unos que por proximidad con otros. Y sé que esto le está pasando a mucha gente, aunque la expresión mucha gente es hartamente imprecisa, no está sustentada en datos científicos. Tengo la puñetera sensación de que España seguirá igual a peor, aunque no quiero que me invada ni la tristeza ni el pesimismo. Haré un esfuerzo y procuraré no alarmarlos más con mis negros vaticinios sobre el futuro de mi país. De algo estoy casi seguro: de la práctica desaparición de Coalición Canaria. Saturno devora a sus hijos y eso se paga, tarde o temprano. En este caso más tarde que temprano. A ver si el día 28 me da la razón o me la quita. No sé.