política

Zambudio y Lazcano reciben adhesiones internas tras el expediente

La Comisión de Régimen Disciplinario inicia el proceso interno y argumenta la decisión en en el supuesto incumplimiento de las directrices de los órganos ejecutivos del partido
La alcaldesa Patricia Hernández (PSOE), junto a su primera teniente de alcaldesa, Matilde Zambudio (Cs). Fran Pallero
La alcaldesa Patricia Hernández (PSOE), junto a su primera teniente de alcaldesa, Matilde Zambudio (Cs). Fran Pallero
La alcaldesa Patricia Hernández (PSOE), junto a su primera teniente de alcaldesa, Matilde Zambudio (Cs). Fran Pallero

Ante la apertura de expediente disciplinario por parte de Ciudadanos (Cs) a los concejales naranjas de Santa Cruz Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano, ayer se produjo una corriente de adhesión interna a los ediles desde distintas Islas, al considerar que son objeto de una campaña de descrédito por parte de círculos de Cs próximos a Coalición Canaria. Cocretamente, el portavoz de este partido en el Cabildo de Gran Canaria, Ruymán Santana, afirmó que Zambudio “hizo lo que le dictaba su moral” y respaldó su determinación a la hora de desbancar a CC tras 40 años de hegemonía chicharrera.

La Comisión de Régimen Disciplinario de Ciudadanos (Cs) comunicó ayer que ha abierto un expediente disciplinario con suspensión cautelar de militancia a los afiliados y concejales electos de Cs en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano. El comité explicó que ha adoptado dicha decisión “por el incumplimiento de las directrices de los órganos ejecutivos de la formación, que podrían infringir la normativa disciplinaria interna”.

Sobre las 19.30 horas del lunes, los dos ediles fueron notificados por la dirección del partido mediante correo electrónico del inicio de expediente de expulsión y suspensión cautelar de militancia. Cs otorga a Zambudio y Lazcano un plazo de 10 y 5 días, respectivamente, para formular alegaciones.

Matilde Zambudio se ha reafirmado en su decisión tomada el pasado sábado de apoyar a la socialista Patricia Hernández para hacerse con la Alcaldía capitalina. Su voto y el de su compañero Juan Ramón Lazcano les ha costado la apertura de este expediente disciplinario, así como las críticas de la secretaria de Comunicación de CS y candidata a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Vidina Espino, quien llegó a usar el término “tamayazo” (compra de votos) contra sus dos compañeros de partido.

Ante esto, Zambudio, que es abogada de profesión, ha advertido a Vidina Espino de que, de no rectificar públicamente sus acusaciones, presentará una querella criminal contra ella por un presunto delito de calumnias, y ha defendido que no ha incumplido las directrices del partido, como son no apoyar a formaciones nacionalistas ni con imputados en sus listas, que es el caso de CC en Santa Cruz. En virtud del pacto suscrito entre el PSOE y los dos concejales de Ciudadanos, Matilde Zambudio es la primera teniente de alcaldesa y gestionará las áreas de Promoción Económica, Sociedad de Desarrollo, Cultura y Patrimonio Histórico, mientras que su compañero Juan Ramón Lazcano, de profesión arquitecto, asume Infraestructura y Planificación Territorial. Entre las reacciones registradas ayer, cabe destacar la del consejero electo de Cs en el Cabildo de Gran Canaria, Ruymán Santana, quien se mostró convencido de que Matilde Zambudio “hizo lo que le dictaba su moral”, en relación a permitir que la Alcaldía de Santa Cruz recayera en el PSOE votando a favor, en lugar de seguir las instrucciones de la formación naranja. Santana indicó que ni lo justifica, ni lo deja de justificar, y los encargados de resolver este tema son los órganos correspondientes del partido. Sin embargo, afirmó que su convicción personal “es que Matilde Zambudio hizo lo que le dictaba su moral, que es cumplir con aquello que se comprometió con los electores de Santa Cruz. Ella dijo que su prioridad era quitar a Coalición Canaria (CC)”.

TE PUEDE INTERESAR