político

El acuerdo de progreso abre un nuevo ciclo político en Canarias tras 26 años de CC

El acuerdo alcanzado esta mañana en la sede del Parlamento de Canarias por Ángel Víctor Torres (PSOE), Román Rodríguez (NC), Noemí Santana (Sí Podemos) y Casimiro Curbelo (ASG), es la consecuencia del cúmulo de errores y conflictos acumulados por CC en estos últimos cuatro años
Román Rodríguez (NC), Ángel Víctor Torres (PSOE), Noemí Santana (Sí Podemos) y Casimiro Curbelo (ASG). DA
Román Rodríguez (NC), Ángel Víctor Torres (PSOE), Noemí Santana (Sí Podemos) y Casimiro Curbelo (ASG). DA
Román Rodríguez (NC), Ángel Víctor Torres (PSOE), Noemí Santana (Sí Podemos) y Casimiro Curbelo (ASG). DA

El pacto de progreso alcanzado esta mañana en Santa Cruz de Tenerife abre un nuevo ciclo político en Canarias tras 26 años de Coalición Canaria, en los que la fuerza nacionalista hegemónica ha sufrido una progresiva crisis de identidad, salpicada por escándalos de corrupción, hasta la imputación del propio presidente del Ejecutivo, Fernando Clavijo, que cuatro años atrás tomó el relevo del liderazgo del partido político fundado por Manuel Hermoso hasta ver frustrado ahora su proyecto personal y el de su organización.

Clavijo, que llegó a la cima de CC con la aureola de la regeneración, marca la etapa más sombría de este partido político, que durante más de un cuarto de siglo había logrado timonear las más altas instancias de la comunidad autónoma en alianza con otros partidos de izquierda o derecha. Tanto Hermoso como Román Rodríguez, Adán Martín y Paulino Rivero habían cubierto desde 1993 una etapa de éxitos políticos. La debacle de Coalición Canaria se precipitó con la llegada de Clavijo, que cesó al PSOE, socio en el gobierno, y optó por gobernar en solitario con una escasa dotación de diputados (18 de 60), cosechando de esta manera un desgaste que finalmente le ha supuesto la caída política suya y de su partido.

El acuerdo alcanzado esta mañana en la sede del Parlamento de Canarias por Ángel Víctor Torres (PSOE), Román Rodríguez (NC), Noemí Santana (Sí Podemos) y Casimiro Curbelo (ASG), es la consecuencia del cúmulo de errores y conflictos acumulados por CC en estos últimos cuatro años que han tenido como resultado la cooperación de los partidos de progreso para dar un volantazo a la situación social del Archipiélago, con un 40% de riesgo de exclusión y pobreza y un 20% de paro. A esta situación se ha llegado como consecuencia de los problemas de carácter social, denunciados a lo largo de todos estos años por DIARIO DE AVISOS, que tenían que ver con el día a día de los ciudadanos: atascos en las carreteras, listas de espera, colapsos en las urgencias hospitalarias, falta de viviendas, déficit en dependencia y un desempleo exorbitado.

Esta mañana se ha vivido en la capital tinerfeña una carrera desenfrenada por cerrar un pacto de gobierno entre los bloques de centro-derecha y progreso. En el primero, CC, tras reunir a su comité permanente con carácter extraordinario, decidió apartar a su candidato, Fernando Clavijo, para facilitar un entendimiento con Ciudadanos, que vetaba al presidente en funciones por su condición de imputado y se oponía a que figurara con ningún cargo en un hipotético gobierno de centro-derecha. Sin embargo, este último intento a la desesperada, según el cual también debería apartarse Asier Antona (PP), para un Ejecutivo presidido pro Australia Navarro (PP), no prosperó, dando alas al pacto de progreso que a las 11.00 de la mañana ya sabía que Clavijo se marchaba sin convencer, al parecer, a Ciudadanos, que no hizo pública su conformidad para un gobierno de centro-derecha. Dirigentes populares nacionales llegaron a viajar a las Islas para la frustrada firma del citado acuerdo. El político gomero Casimiro Curbelo (ASG) se decantó definitivamente por el pacto de progreso, tras comprobar la endeblez de la propuesta nacionalista y la inconsistencia de un pacto en el que Ciudadanos no había estado nunca. En Madrid, fuentes próximas a Albert Rivera, líder de CS, reconocieron a este periódico que lo mejor para su partido era estar fuera de cualquiera de las dos operaciones.

TE PUEDE INTERESAR