Economia

Nueva ley hipotecaria: ¿qué medidas afectan a las hipotecas ya vigentes?

El margen de ahorro en Canarias con esta norma es de los menores: 113,52 euros menos mensuales y 3.406 euros menos en intereses.

La nueva Ley entró en vigor el lunes e incorpora las directivas europeas en materia de protección al consumidor. EP
La nueva Ley entró en vigor el lunes e incorpora las directivas europeas en materia de protección al consumidor. EPpat

La nueva ley de crédito inmobiliario introduce, desde ayer lunes, nuevas normas y límites en el mercado hipotecario, algo que, según las previsiones del Banco de España debería encarecer el acceso a la financiación. Sin embargo, desde la aprobación de la nueva norma en el Congreso de los Diputados a finales de febrero, la tendencia del mercado ha sido justo la contraria: el interés de las hipotecas fijas (que copan el 39,4% de las nuevas contrataciones) ha descendido hasta en un 8%, mientras que el diferencial de las variables (60,6% del total) se ha mantenido más estable, con una ligera caída del 1,4%1, según un análisis realizado por Kelisto.es (www.kelisto.es), la web del ahorro. “En la práctica, un consumidor que pidiera en junio una hipoteca media (125.341 euros), a tipo fijo y a 30 años, pagaría una cuota mensual de 488,76 euros, frente a los 502,45 euros que hubiera tenido que abonar si la hubiese contratado en marzo. Esto no solo supondrá un importante ahorro en su cuota cada año (desembolsará 164,28 euros menos), sino que también implicará un recorte muy importante en los intereses que deberá abonar a su banco: pagará 4.928,56 euros menos, lo que supone una rebaja del 8,9%. La situación, además, será muy distinta dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se encuentre: Madrid se sitúa a la cabeza, con un ahorro de 228,48 al año en la cuota (y 6.851,33 euros menos en intereses), mientras que Extremadura es la región donde el ahorro será menor (103,56 euros menos al año y 3.107,59 euros menos en intereses)”, explica la redactora jefe de Kelisto.es, Estefanía González. En el caso de Canarias, es la tercera comunidad con menor ahorro, 113,52 euros menos al año y 3.406,70 euros menos en intereses.

Pero ¿qué hay de los que ya tienen un préstamo hipotecario contratado? Según el comparador bancario HelpMyCash.com, aunque la inmensa mayoría de los artículos no tiene carácter retroactivo, a estos también se les aplicarán algunas medidas interesantes: el abaratamiento de la conversión de una hipoteca variable al tipo fijo y el endurecimiento de las condiciones para poder ejecutar la hipoteca en caso de impago. Y, además, podrán cambiar de banco sin que su entidad pueda impedírselo con una contraoferta.
Según el propio texto de la Ley Reguladora de Contratos de Crédito Inmobiliario, una de las medidas retroactivas es la que abarata la conversión de una hipoteca variable al tipo fijo.
Veámoslo con un ejemplo práctico: imaginemos que queremos pasar al interés fijo una hipoteca contratada hace dos años con un capital pendiente de 50.000 euros. Antes de la entrada en vigor de la ley, se nos cobraría una posible comisión de 250 euros si lo hiciéramos mediante un pacto con el banco (novación). En cambio, tras la promulgación de la normativa, la compensación máxima será de solo 75 euros, es decir, 175 euros menos. El segundo artículo que se aplica con carácter retroactivo (en las hipotecas firmadas tanto antes como después de la entrada en vigor de la ley) es el que regula la aplicación de la cláusula de vencimiento anticipado, que es el paso previo que dan los bancos para poder ejecutar la hipoteca y embargar la vivienda tras un impago reiterado.

Una caída en el precio de la vivienda impacta en la banca

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, avisó de que un potencial ajuste a la baja de los precios de la vivienda tendría un impacto negativo, “aunque de menor cuantía”, en las entidades de depósito. Para el gobernador del Banco de España, este impacto en las entidades de depósito se produciría a través del efecto sobre las valoraciones de los activos adjudicados y del impacto indirecto sobre los niveles agregados de consumo y actividad. No obstante, aseguró que el crédito asociado a la actividad inmobiliaria no está aumentando y que las nuevas hipotecas se están concediendo con “prudencia”.