política

Fermín Delgado será el hombre clave de la nueva Consejería de Hacienda

La Viceconsejería del área en el Gobierno de progreso recaerá en la mano derecha de Román Rodríguez, quien negoció los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y 2018 con el Ejecutivo de Mariano Rajoy
Román Rodríguez y Mariano Rajoy firman su acuerdo de 2018 en Las Palmas; a la derecha, Fermín Delgado. Espiral21
Román Rodríguez y Mariano Rajoy firman su acuerdo de 2018 en Las Palmas; a la derecha, Fermín Delgado. Espiral21
Román Rodríguez y Mariano Rajoy firman su acuerdo de 2018 en Las Palmas; a la derecha, Fermín Delgado. Espiral21

Por M. Grillo / T. Fumero / A.M.S

Estaba cantado, pero no por ello es menos noticia. Fermín Delgado, auténtica mano derecha del virtual vicepresidente del Gobierrno de Canarias y responsable de Hacienda, Román Rodríguez, será el hombre clave del nuevo equipo económico del Gobierno resultante del llamado Pacto de Progreso y, en consecuencia, ocupará la Viceconsejería de Hacienda autonómica desde que se conforme el nuevo Ejecutivo tras la sesión de investidura que tendrá lugar los próximos días 11 y 12 de julio.

Delgado es un viejo conocido de la política canaria y española, pero siempre cierto halo de misterio rodea su figura, dado que ha preferido mantenerse en un segundo plano y evitar, por ejemplo, dar entrevistas o acaparar un protagonismo que ha dejado en manos de Román Rodríguez, e incluso de su también compañero en Nueva Canarias Pedro Quevedo.

Pero de las buenas mañas de Fermín Delgado a la hora de los números da buena cuenta su destacado papel en las negociaciones llevadas a cabo con el Gobierno de Mariano Rajoy, tanto en 2017 como el año pasado, y que fraguaron en los notables beneficios que, para Canarias, llegaron desde el Ejecutivo central a cuenta del famoso diputado 176, que no era otro sino el citado Quevedo.

En este sentido, la confianza que Román Rodríguez deposita en Fermín Delgado es absoluta, de tal modo que el líder de Nueva Canarias se encarga de la faceta y dirección política para que, entre bambalinas, sea su más estrecho colaborador quien se encargue de la siempre complicada tarea de hacer viable y ajustado a la legislación vigente lo que el primero diseña.

Además, y dado que el virtual presidente del nuevo Ejecutivo autonómico, el socialista Ángel Víctor Torres, ya ha reconocido que prefiere los equipos de carácter monocolor (es decir, que los cargos de cada consejería sean del mismo partido que el titular de la misma), sin que ello excluya la presencia de independientes, Hacienda no será una excepción, aunque con matices. Así, todo apunta a que la intención de Román Rodríguez es nombrar para este departamento a personas con un carácter más técnico que político.

Otro dato nada baladí es que esta nueva Consejería de Hacienda contará con un área relacionada con las relaciones de Canarias con la Unión Europea, en el afán de coordinar con la mayor efectividad posible ambos departamentos que son fundamentales para la economía isleña. Otra novedad sobre la composición del nuevo Gobierno de Canarias pasa por la futura Consejería de Obras Públicas. Fuentes cercanas al pacto que conforman el PSOE, Nueva Canarias, Podemos y la Agrupación Socialista Gomera apuntan a que el responsable de dicha cartera debería ser un o una socialista de Tenerife, habida cuenta de la pésima herencia que ha dejado Coalición Canaria en materia de transporte por carretera. Aunque parezca mentira a estas alturas del siglo XXI, lo cierto es que, en caso de que Obras Públicas sea dirigida por una persona de la provincia oriental, favorecería enormemente que se convirtiera en el auténtico pimpampum de la oposición, de recurrir al socorrido pleito insular que antaño dio tanto rédito a ciertos intereses creados.

TE PUEDE INTERESAR