Política

Julio Pérez: “Este Gobierno viene a hacer algo distinto: continuidad, poca”

El primer Consejo encarga a Román Rodríguez (Hacienda) que informe sobre el estado del actual Presupuesto regional, y ya teme considerables desviaciones cometidas por el Ejecutivo de Clavijo

La primera reunión del Consejo de Gobierno se celebró ayer en la sede santacrucera de Presidencia. Fran Pallero
La primera reunión del Consejo de Gobierno se celebró ayer en la sede santacrucera de Presidencia. Fran Pallero

El nuevo Gobierno canario teme que el anterior haya cometido desviaciones presupuestarias de cierta consideración que afecten a departamentos tan sustanciosos como Sanidad y Educación, y hasta tanto no conozca con exactitud este extremo no podrá hacer estimaciones sobre las prioridades que confía en llevar a cabo cuanto antes. “El Gobierno de Clavijo disparó con pólvora ajena en periodo electoral creyendo que iban a seguir”, señalaron fuentes del nuevo gabinete al DIARIO. Los primeros datos los conocerá este fin de semana, y solo entonces podrá trazar un plan de gastos en las políticas nuevas más necesarias. El Ejecutivo de Ángel Víctor Torres, que se reunió ayer por primera vez, ya hace planes para empezar a elaborar el presupuesto de 2020 (el de 2019 se eleva a 8.800 millones) a partir de agosto, y el nuevo consejero de Hacienda, Román Rodríguez, ya ha recibido el encargo de chequear las cuentas autonómicas.

Pero el Gabinete del Pacto de Progreso también afronta nuevos y viejos retos. Por una parte, ya negocia con Madrid sobre carreteras, aprovechando la reciente presencia del ministro de Fomento en las Islas; por otro, se prepara ante la recesión turística que asoma por el horizonte, como reconoció ayer la nueva consejera de Turismo, Yaiza Castilla.

El Consejo de Gobierno de Canarias, presidido por el socialista Ángel Víctor Torres, celebró ayer su reunión constitutiva tras la toma de posesión de los consejeros y ha deliberado sobre las primeras medidas sociales que va a desarrollar y que quiere que los ciudadanos “noten cuanto antes”. “Este Gobierno viene a hacer algo distinto: continuidad, poca”, explicó a los periodistas tras la reunión Julio Pérez, consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, quien ejerció de portavoz en esta ocasión, aunque aún no se ha designado oficialmente a quien desarrollará esta función en el nuevo Ejecutivo autonómico.

Medidas sociales

En cuanto al encargo a Rodríguez, más allá de las posibles desviaciones presupuestarias, también se revisan para financiar medidas sociales que se consideran prioritarias. A este respecto, cabe recordar que, desde el primer momento, tanto el presidente Torres como los líderes de los tres partidos que sustentan el llamado Pacto de Progreso (el citado Román Rodríguez; Noemí Santana, de Sí Podemos Canarias, y Casimiro Curbelo, de la Agrupación Socialista Gomera) recalcaron que la primera medida sería aprobar la llamada renta ciudadana, por otra parte recogida en el artículo 24 del nuevo Estatuto de Autonomía.

En esta primera reunión también se optó por cambiar el día en que se reunirá el Consejo de Gobierno, que pasará de ser los lunes (como ocurría durante el Ejecutivo presidido por Fernando Clavijo, de Coalición Canaria) a los jueves.

Dicho cambio ha sido justificado por el nuevo gabinete en que así se consigue más celeridad desde la perspectiva administrativa. Julio Pérez también reconoció que en la cita del próximo jueves se aprobarán los primeros nombramientos de altos cargos en las distintas consejerías. A este respecto, cabe recordar que, como ya ha publicado este periódico, Fermín Delgado será viceconsejero de Hacienda; Juan Márquez, de Cultura, y Antonio Olivera, de la Presidencia.

Los consejeros han debatido, además, en este primer encuentro sobre las medidas que en cada área se consideran más urgentes, y en las que hay que concentrarse con más inmediatez por su impacto social, según siguió relatando Julio Pérez, quien detalló igualmente que el presidente Torres anunció durante el Consejo de Gobierno de ayer que el próximo lunes viajará a Madrid para asistir al debate de investidura de Pedro Sánchez, y que quiere aprovechar para contactar con los representantes ministeriales.