sociedad

Mabe, una tinerfeña novelera entre las artes y la enfermería

Conoció a Penélope Cruz en uno de los tantos rodajes en los que ha participado como extra y es una cara conocida del mundo de la publicidad y la moda en las Islas
Para esta tinerfeña, la fibromialgia nunca ha sido un impedimento para luchar por sus sueños. Fran Pallero
Para esta tinerfeña, la fibromialgia nunca ha sido un impedimento para luchar por sus sueños. Fran Pallero
Para esta tinerfeña, la fibromialgia nunca ha sido un impedimento para luchar por sus sueños. Fran Pallero

A Mabe Tefehene la fibromialgia le cambió la vida. Esta tinerfeña criada entre La Orotava y el Puerto de la Cruz dejó su profesión, la enfermería, cuando fue diagnosticada de una enfermedad que causa dolor muscular, produce cansancio, afecta a la concentración y puede provocar pérdidas de memoria. “Me encantaba hacer suturas, analíticas, pinchar, curar las heridas… pero era muy ajetreado, más de 15 horas seguidas con mucho estrés” relata.

Ahora, el cine, la publicidad y la moda se han convertido en su nuevo nicho de trabajo. “Después de dejar mi puesto como enfermera, el cine era una opción más viable y emocionante para mí” relata Mabe, quien ha tenido la oportunidad de conocer a la única española que ha conseguido el Óscar a mejor actriz de reparto. “Estuve unas horas con Penélope Cruz mientras rodaba Ma ma en el Sur de Tenerife, yo estaba contratada como extra y en varias escenas tenía que estar muy cerca de ella, como acompañándola”.

Antes de Ma ma, Mabe participó en otras tantas películas y recuerda con mucho orgullo la primera: “Debuté en la española Una hora más en Canarias y durante el rodaje conocí a los actores Quim Gutiérrez y Juana Acosta, fue una experiencia emocionante”. A partir de entonces, acude a todos los casting de los que se entera, tanto por redes sociales como en los medios de comunicación.

Cada vez más producciones nacionales e internacionales eligen Canarias como localización para sus rodajes, algo que le da esperanzas para seguir dedicándose de lleno a ello: “Con el auge de las plataformas digitales vienen a grabar muchas series; hace poco estuve en Gran Canaria grabando ‘Playa del Embassy’, una producción sueca”.

Mabe ya tenía experiencia en este tipo de formatos, pues apareció en varias escenas de la serie española Tiempo de Guerra, que le permitió compartir tiempo con el actor tinerfeño Álex García y la madrileña Amaia Salamanca. “Es divertido estar en un rodaje, sobre todo porque ves en primera persona todas las tomas falsas, como todas esas veces en las que hay que cortar la grabación y repetir una frase, pues suele haber equivocaciones de los actores con sus textos”. El reto actual de Mabe es conseguir que le den un papel como personaje secundario: “Me gustaría que me dieran al menos una frase, por eso quiero formarme como actriz, aunque tendré que ahorrar porque los cursos cuestan mucho dinero y trabajar como extra no da estabilidad económica”.

Intentando diversificar sus ingresos, ha trabajado también como azafata de eventos, en anuncios para la televisión, y como divulgadora en un espacio de salud de una radio local. “Al final todo está muy relacionado con el mundo del arte. En los anuncios de televisión que he hecho, de yogures, entidades bancarias y hoteles, había también que interpretar un papel, aunque no tengas que memorizar un texto”.

En esa lucha por sus sueños, los pequeños éxitos de Mabe se convierten en significativos empujones por conseguir una sociedad más justa: “Por primera vez en mi vida seré la protagonista de un cartel”. Será para anunciar el fashion film llamado Summer Love, un cortometraje canario en el que la moda es el principal hilo conductor. “Cuando me dan noticias como esta del cartel, me doy cuenta de que el esfuerzo por vivir mis pasiones ha valido la pena”. Y es que Mabe considera que el mundo del arte, a veces tachado como algo frívolo, puede servir para cambiar el entorno a mejor: “Me gusta invertir el tiempo libre acudiendo a desfiles benéficos como los que organiza Cruz Roja o a eventos reivindicativos como el Isla Bonita Love Festival y el Arona Culture Pride”. En estos eventos, explica, “se conoce a personas que tienen mucho que contar, como la miss trans Ángela Ponce, que para mí es un referente en el mundo de la moda”.

Fibromialgia

Lady Gaga hizo público en 2017 que sufría fibromialgia, una enfermedad que le provocaba agotamiento físico y que le llevó a tomarse un descanso en una de sus giras. Aún así, la artista regresó con más fuerza a los escenarios y recibió este mismo año el Óscar por su canción Shallow, incluida en la banda sonora de la película en la que es protagonista: Ha nacido una estrella.

Mabe quiere que el ejemplo de la cantante sirva para las personas que, como ella, sufren esta enfermedad. “Hay muchos famosos con fibromialgia, pero Lady Gaga dio un gran paso al hablar públicamente de ello, contribuyó a que se hiciera más visible porque este no es un tema del que se hable lo suficiente”.

La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida y para la que aún no se ha encontrado cura, por eso, para esta enfermera que la vive en primera persona “lo fundamental es que haya más investigación”.

Aunque Mabe reconoce que la enfermedad motivó su abandono de la enfermería, al ser una profesión “que exige una gran responsabilidad y estar muy concentrada”, sigue persiguiendo sus sueños. Ella recomienda que las personas que estén en su situación hagan lo mismo: “Hay que mantenerse activos, llevar una vida normal y hacer deporte, que alivia mucho el dolor muscular”.

Rompiendo cánones

“La moda es lo que más me gusta del arte, he hecho un montón de desfiles, tanto para diseñadores, como para tiendas y programas de televisión, aunque me quedará la espinita de no haber podido desfilar en la Feria Internacional de la Moda de Tenerife”.

Mabe siempre quiso caminar por la pasarela de la caja negra del Recinto Ferial, aunque ya lo da por perdido: “Hubo un año en el que una diseñadora pensó en que desfilaran con sus prendas diversas mujeres y me invitó personalmente, pero justo ese día me empecé a encontrar mal y no pude acudir”.

Esta canaria lleva años intentando romper con los tópicos sobre la imagen femenina y la moda. “Me presento una y otra vez a castings de pasarela, pero en esta Isla aún no hay una mentalidad abierta que entienda que las mujeres de más de 30 años también existimos”.

TE PUEDE INTERESAR