Tribunales

Muvisa no cobró el alquiler a las grúas tras llegar los afines a Clavijo

Los nuevos gobernantes laguneros exigen a la concesionaria del servicio lo adeudado desde que en 2012 se dejó de reclamar por el arrendamiento de una parcela junto al Camino La Villa

Caso Grúas. DA
Caso Grúas. DA

Muvisa, una empresa del Ayuntamiento de La Laguna, dejó de cobrar un alquiler a la concesionaria del servicio de grúas municipales al poco de que la misma pasara a ser controlada por un grupo de empresarios en el que abundan personas con distintos niveles de afinidad con el que entonces era alcalde en la Ciudad de Los Adelantados y hoy es presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (Coalición Canaria). A este respecto, hay que detallar que dicho alquiler sí se le reclamaba al anterior concesionario, el empresario José Padilla, pero la empresa lagunera dejó de hacerlo al poco de ser relevado por el grupo de empresarios ya aludido.

Precisamente, el presunto trato de favor a esta empresa durante ese período por parte de los entonces gobernantes laguneros está en el centro del llamado caso Grúas, a resultas del cual un juzgado ha citado como imputados (ahora investigados) al propio Clavijo; a su sucesor en le referida Alcaldía, José Alberto Díaz (CC); al exedil Antonio Pérez Godiño (CC); y a la exdirectora del Área municipal de Seguridad, Rosario Hernández.

El impago del alquiler en cuestión, tal y como se recoge en la documentación a la que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, se debe al arrendamiento de una parcela de 2.268 metros cuadrados situada en las cercanías del Camino La Villa, y que se utiliza como depósito municipal de los vehículos retirados por las grúas municipales. En concreto, se trata del mismo depósito donde se produjeron, también durante esta etapa, supuestos saqueos de piezas en los vehículos para venderlas luego por Internet, hechos que fueron denunciados y por los que fueron imputados dicho grupo de empresarios. Aunque el Juzgado de Instrucción Número 4 de La Laguna reconoce que hay indicios de la comisión de hechos delictivos, dictó el sobreseimiento provisional de las diligencias con el argumento de que no logra identificar a los responsables de los mismos, una decisión que ha sido recurrida.

Reclamación

Ahora, la llegada de un nuevo equipo de gobierno al Ayuntamiento de La Laguna ha permitido descubrir que, en 2012 (meses después de que ese grupo de afines a Clavijo relevasen a Padilla al frente de la concesionaria) Muvisa dejó de reclamar el pago del alquiler por el citado depósito.

Fue el recientemente dimitido consejero delegado de Muvisa, Javier Abreu, quien, tras saber lo sucedido, reclamó a primeros del mes pasado al actual dueño de la concesionaria, el empresario José Luis Tacoronte, para que abone lo adeudado, y que asciende a unos 22.000 euros, intereses incluidos.

En conversación con este periódico, Abreu detalló que este asunto no figuraba en la relación de cantidades pendientes de cobro que ordenó nada más llegar a Muvisa, y que fue durante una conversación con el gerente a cuenta de un robo cometido en el depósito cuando supo de su existencia. “Como no podía ser de otra manera, al día siguiente reclamé por escrito esa deuda, y la concesionaria respondió reconociendo la existencia de la misma, aunque hoy en día desconozco si finalmente se ha realizado el pago”, explicó Abreu.