política

Canarias exige 400 millones a Madrid bajo una incertidumbre internacional

El Consejo de Gobierno acuerda reclamar al Ejecutivo de Pedro Sánchez partidas pendientes para hacer frente al agujero de Clavijo (CC), en el día en que se supo que Alemania amenaza recesión
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (PSOE), a la derecha, dialoga con su vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez (NC). Fran Pallero
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (PSOE), a la derecha, dialoga con su vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez (NC). Fran Pallero
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (PSOE), a la derecha, dialoga con su vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez (NC). Fran Pallero

El Gobierno de Canarias se prepara para las curvas. Ayer abundó en su primera entrega de retenciones de créditos para tapar el agujero que le dejó el último Ejecutivo de Coalición Canaria (CC).

Esta decisión, no por prevista menos significativa, se produjo en un contexto económico que ha variado en tan solo una semana, desde su anterior reunión hasta hoy. El Gobierno de Ángel Víctor Torres (PSOE) ya sabe desde ayer que la economía europea e internacional va a sufrir vaivenes, cuando menos, preocupantes. Ayer se supo que la locomotora europea, Alemania, registró, por primera vez en una década, un crecimiento negativo (-0,1%) en el segundo trimestre del año. También se supo que, al abrigo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, agravado ello por el dato germano, las Bolsas de Europa y América se tambalearon y se tiñeron de rojo. Una economía dependiente del turismo como la nuestra tiene motivos para inquietarse cuando Alemania, la principal economía europea (y segundo cliente turístico de Canarias), amenaza entrar en recesión. Pese a los sombríos indicadores de ayer, Berlín seguía confiando en evitar un segundo trimestre negativo y sortear, de ese modo, la temida recesión. Pero lo evidente de la ralentización de su comercio exterior, con la merma de sus exportaciones y el mal momento de su industria automovilística, no invitaba a ser optimistas, si añadimos al cóctel un inminente brexit a las bravas.

Es en este contexto donde ayer el vicepresidente canario y consejero regional de Hacienda, Román Rodríguez (NC), puso sobre la mesa del Consejo de Gobierno un nuevo paquete de medidas especiales para evitar la intervención de las cuentas canarias por el Estado sorteando el déficit que hereda este Ejecutivo del de Clavijo.

Además del nuevo paquete de millones de retenciones para asegurar gastos esenciales (30 millones de euros que se añaden a los 140 del anterior Consejo de Gobierno), Rodríguez propuso al Ejecutivo regional, y este aprobó, exigir a Madrid 223 millones de euros de transferencias corrientes pendientes de llegar a Canarias ante la ausencia de una Ley de Presupuestos Generales del Estado (6.000 millones en total para las autonomías), a lo que hay que sumar 41 millones de certificaciones de carreteras de 2018, ya disponibles, por tanto, y 144 millones de la bolsa de 500 millones correspondientes a la sentencia sobre el convenio de Carreteras que, actualmente, están asignados al superávit. Estos 408 millones los pelearán el presidente Torres y el vicepresidente Rodríguez el próximo día 29 de agosto en Madrid, ante los ministerios de Fomento y Hacienda.

TE PUEDE INTERESAR