NACIONAL

Ismael murió a manos de su padre por querer salvar a su madre

Se interpuso en el ataque del hombre sin dudarlo

Ismael Baranda, de 15 años, era “amable, gracioso y cariñoso” según todos aquellos que lo conocían. Fue el quién se interpuso entre su padre y su madre al defender a esta del ataque con un cuchillo del hombre, que luego intentaría suicidarse.

Las heridas fueron tan graves que Ismal falleció, quedando su madre gravemente herida, lo que lo mantiene hospitalizada. Ella es una nueva víctima de la violencia machista, que ha marcado de por vida a una familia.

Puedes leer el artículo completo aquí.