la palma

El investigador catalán Rodríguez Arias decide instalarse en La Palma

Ha escogido La Palma para establecer su hogar, un lugar tranquilo desde el que trabaja sin descanso y donde tiene su base de operaciones
Miguel Ángel Rodríguez Arias, impulsor de causas internacionales de derechos humanos y desde hace meses un palmero de adopción tras escoger la isla para vivir, en la reciente visita de este sábado al papa Francisco, como miembro de una comitiva de víctimas españolas de niños robados. | DA

Miguel Ángel Rodríguez Arias (Barcelona, 1977), autor de las primeras investigaciones jurídicas que en España han analizado las desapariciones de niños durante el franquismo como crímenes contra la humanidad, rebatiendo así preceptos básicos de la Ley de Memoria Histórica, ha escogido La Palma para establecer su hogar, un lugar tranquilo desde el que trabaja sin descanso y donde tiene su base de operaciones. Una de sus últimas y más importantes citas ha tenido lugar días atrás con el santo pontífice, el papa Francisco, un hombre al que califica de “muy humano”, y al que ha tenido la oportunidad de trasladar su preocupación por la pasividad de las instituciones españolas frente a las desapariciones forzadas, recogidas explícitamente por Naciones Unidas en un convenio específico firmado en España en 2011 y con rango constitucional en el caso de nuestro país.

Arias, “encantado” de vivir en La Palma, donde ha fijado su residencia, llevó a cabo esta entrevista con el santo padre este sábado. También es miembro de una comitiva liderada por una decena de víctimas españolas de niños robados, un frente jurídico que mantiene abierto Rodríguez Arias, cuyo libro El caso de los niños perdidos del franquismo sirvió para que el exjuez Baltasar Garzón basara parte de sus actuaciones en la Audiencia Nacional hace más de una década, cuando se comenzó a dimensionar un problema que las instituciones españolas no han sabido gestionar.

TE RECOMENDAMOS