baloncesto

El Iberostar Tenerife logra un trabajado triunfo frente a Unicaja Málaga (80-88)

Los aurinegros se reponen en la segunda mitad para ganar en el Martín Carpena
ACB Photo / M. Pozo

Primer cuarto

Los siete puntos de Jaime Fernández fueron el primer problema para el Iberostar Tenerife, que se encontró muy pronto en desventaja (11-8). La intensidad defensiva malagueña le complicaba muchos las cosas al Canarias que, incluso, no podía pasar la bola. con eficacia. Las dos faltas cometidas por Elegar eran una buena noticia para los de Vidorreta que, lejos de rendirse, buscaron el camino al aro rival, recortando diferencias (21-20) gracias a la aportación de la segunda unidad, especialmente de Salin y Guerra, decisivos en esa remontada. El parcial era de 10-2. Al final del primer cuarto se llega con 23-20 en el electrónico.

Segundo cuarto

Un parcial de 7-0 recibió a los canariastas. Unicaja se ponía 10 puntos por delante (30-20). Del mismo modo que la rotación había funcionando en el primer cuarto, en este segundo, jugadores como Yusta y Lundberg, además de Salin, fallaban mucho de cara al aro. Shermadini era el encargado, con dos tapones y un 2+1. de sostener a los insulares (30-23). Por suerte, Huertas, que valoraba -8, también apareció, y gracias a una pérdida suya sumada a un triple de Yusta apretó las cosas obligando a Unicaja a pedir tiempo muerto (33-30). Dos triples locales 39-30 volvieron a provocar la reacción de un Canarias con demasiados problemas defensivos. Al descanso llegamos con 41-38 en el electrónico.

Tercer cuarto

Dos triples seguidos de Salin pusieron el 41-44 confirmando una gran salida de los insulares. EL ritmo era otro, tanto en defensa como en ataque, consiguiendo que al Unicaja le entraran las dudas, algo que pedía Vidorreta cuando los locales tuvieron que pedir otro tiempo muerto con 44-53. El parón no dio resultado, el parcial de 6-22 llevó las cosas al 47-60. El Canarias no quitó el pie del acelerador y, de la mano de un espectacular Salin, autor de 19 puntos hasta el momento, deja las cosas con 52-65 a falta de jugarse diez minutos.

Último cuarto

El Canarias cometió cinco personales en menos de minuto y medio, permitiendo a Unicaja disponer de tiros libres desde ese momento. Justo cuando los locales se acercaban a ocho, Dani Dïez, pitado en todo momento, volvió 57-70. Paradójicamente, cuando todo parecía que podía dirigirse a un final tranquilo, el Unicaja empezó a apretar, coincidiendo con el tiempo de Huertas en el banquillo (71-75). Con el brasileño en pista todo cambió de nuevo, para un 71-78 más esperanzador a falta de tres minutos. Alberto Díaz acertó de tres (74-78) obligando a los de Vidorreta a demostrar que, presionados, también saben jugar. Díez no falló (74-80), como tampoco lo hizo luego Huertas con dos tiros libres para el 76-83. El Canarias acariciaba el triunfo, confirmado con un triplazo de Salin para el 79-86. EL finés cerró la victoria con 80-88.

TE PUEDE INTERESAR