política

Torres se reúne hoy con Ábalos para desatascar la deuda en carreteras

El presidente del Gobierno de Canarias y el consejero de Obras Públicas estudiarán con el ministro de Fomento una fórmula para liberar los 500 millones de euros disponibles desde diciembre de 2018
Ángel Víctor Torres y José Luis Ábalos, en 2018. DA
Ángel Víctor Torres y José Luis Ábalos, en 2018. DA
Ángel Víctor Torres y José Luis Ábalos, en 2018. DA

Después de que el jueves se reuniera en Madrid con la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, el jefe del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres (PSOE), se ha citado para esta tarde con el titular de Fomento, José Luis Ábalos. La semana pasada lo acompañó el vicepresidente autonómico y consejero de Hacienda, Román Rodríguez (NC). Hoy acude junto al responsable de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis. El motivo del encuentro es desatascar las inversiones del convenio de carreteras.

Ambas administraciones públicas han acordado centrar esfuerzos en una solución técnico-jurídica para que los 500 millones de euros vinculados a las sentencias ganadas por el Gobierno de Canarias (de un total que supera los 900 millones) puedan ser utilizados en el Archipiélago para sufragar servicios esenciales, lo que significaría que esa cantidad global no tuviera que destinarse a amortizar deuda pública de la Comunidad Autónoma al dejar entonces de tener la consideración de superávit. Las autoridades regionales creen haber hallado una fórmula para que esos 500 millones de euros, que estaban disponibles desde diciembre de 2018, se empleen “relativamente pronto” a través “probablemente” de un convenio. De ello ahondarán este martes en Madrid.

En la víspera, la anterior consejera de Hacienda, la actual diputada de CC Rosa Dávila, quiso precisar a Torres que “sí existe un informe de la Intervención General del Gobierno de Canarias, de 21 de diciembre, en el que se desaconseja la firma del acuerdo extrajudicial sobre el convenio de carreteras en el que de una manera unilateral el Estado [la Administración general] obligaba a Canarias a renunciar a más de 400 millones de euros”. La intervención alertaba de la modificación de los términos del acuerdo extrajudicial en dos puntos sustanciales. “Por un lado, se cambian las cuantías adeudadas, pasando de 947 millones de euros a 500 millones de euros, la única cantidad que el Gobierno de España reconocía, y, por lo otro, se eliminaba la cláusula por la que los 500 millones se podían utilizar sin que fueran a superávit”. En palabras de Dávila, “estos dos elementos modificaban sustancialmente el acuerdo extrajudicial de ambas partes, por lo que no se recomendaba seguir con su firma y sí mantener la decisión judicial inicial, lo que impulsó al Ejecutivo a presentar un incidente de ejecución de la sentencia”.

En el inicio formal del curso político, con los primeros días de septiembre, Torres compareció en tres emisoras de radio: Cope Canarias, la Autonómica y la SER. En esas entrevistas, el presidente repasó estos menos de dos meses todavía de mandato y avanzó sus actuaciones más inmediatas en el calendario. Comentó, por ejemplo, que se toparon con un escenario económico que “no pinta bien”, con menos recursos de los que pensaban disponer. Aun así, recalcó que los plazos para la implantación de la renta ciudadana no se han movido. Confía en que esté en marcha en el límite de un año.

En relación a la situación política nacional, cuya interinidad está retrasando las transferencias de fondos a las comunidades autónomas (Canarias, reclama, al parecer con éxito, 223 millones), Ángel Víctor Torres abogó por un acuerdo que permita a Pedro Sánchez superar la investidura para evitar una repetición electoral. El líder regional del PSOE entiende que eso sería “lo bueno para España”, más allá de que ir a los eventuales comicios del 10 de noviembre dote de más diputados al PSOE: “Tengo la esperanza de que podamos llegar a un acuerdo de aquí al 23 de septiembre. Sánchez va a plantear un conjunto de propuestas y deberán hablar Podemos y el resto de las formaciones, porque puede lograrse una investidura con la abstención de otros grupos. Si finalmente no se consigue, tendremos que ir a unas elecciones.

Prefiero que no, para evitar el bloqueo que viven ahora las administraciones”. Torres resaltó que “cualquier Presupuesto prorrogado tiene unas cargas”, como que “no puedes gastarte todo el dinero con el que cuentas, las inversiones están mediatizadas o no te vienen las entregas de años anteriores”.

TE PUEDE INTERESAR