ECONOMÍA

El Consejo Rector da hoy el visto bueno a las cuentas de La Bajada

Los 2,4 millones de euros asignados a tres meses de fiestas lustrales están supeditados al Presupuesto capitalino de 2020, que el grupo de Gobierno llevará a pleno en enero

Imagen de la reunión del Consejo Rector de las lustrales. | DA

El presupuesto de la Bajada de la Virgen 2020, que hoy tendrá luz verde en el seno del Consejo Rector, no tendrá vigencia hasta la aprobación de las cuentas generales del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, el documento económico que regirá los destinos de desarrollo de la ciudad en año lustral y que, tal y como avanzó a este periódico, el alcalde, Juan José Cabrera Guelmes, “deberá estar aprobado antes de que termine el mes de enero” de 2020 para su posterior entrada en vigor.

Cabrera Guelmes reconoce que el capítulo VI de inversiones de ese documento estará condicionado por la partida de 475.000 euros de fondos propios, que el Ayuntamiento destina a la Bajada de la Virgen, una cita lustral a la que hacen frente con una asignación presupuestaria de 2,4 millones de euros y que el alcalde define como “comedida”, ajustada a un escenario alejado de las improvisaciones que, en anteriores citas lustrales como la de 2010, aumentaron una deuda millonaria. El Consistorio acumuló una deuda de 460.000 euros en solo en los dos meses de la celebración lustral y en concepto de horas extraordinarias.

Ese escenario no solo no se contempla, aseguran fuentes autorizadas del grupo de Gobierno, sino que se han previsto mecanismos para evitar la situación de inestabilidad económica y de conflicto con la plantilla de trabajadores, algunos de los cuales tardaron tres años en lograr cobrar el dinero que les adeudaban las arcas municipales. Así, las cuentas de 2020 contarán con una partida de 100.000 euros para hacer frente solo a las horas extras de los trabajadores municipales.

En términos porcentuales, el presupuesto de la Bajada 2020 ha aumentado un 20% respecto al de 2015, aunque está por debajo de la cifra global de 2010, donde se superaron las expectativas.

El presupuesto de la Bajada de la Virgen, que prevé duplicar el aforo del recinto de las fiestas lustrales para las sesiones de la emblemática danza de Los Enanos, aumenta un 20% con respecto a la edición de 2015. Se incrementará la venta de entradas, cuya previsión de ingresos alcanza un millón de euros.

Además de los 475.000 euros que asignará el presupuesto de 2020 a la celebración de las fiestas lustrales, se suman las partidas provenientes de otras administraciones, que ascienden hasta los 600.000 euros, mientras que las empresas privadas y patrocinadores aportarán, previsiblemente otros 310.000 euros. Desde el Ayuntamiento se subraya que “en el capítulo de gastos, destacar el importe global que se destina a actos tradicionales, culturales y deportivos y que asciende a 525.000 euros”. En cuanto a contrataciones de actuaciones musicales se presupuestan 500.000 euros, los cuales se destinarán a diferentes espectáculos que se extenderán durante los tres meses que dura las fiestas lustrales. En palabras del concejal de Hacienda, Víctor Francisco, “hemos elaborado un presupuesto medido y prudente, en coordinación con el concejal delegado y el presidente del Consejo Rector, para conseguir a la aprobación de todos los miembros del máximo órgano de la Bajada y, de esa manera, tener las mejores fiestas lustrales”. “Tener un presupuesto realista es el objetivo, para no provocar desviaciones que perjudiquen a las cuentas municipales, y que se pueda cumplir, para lo que se ha hecho un estudio exhaustivo de aforos y de ejecuciones presupuestarias”, indicó el edil.