la casa blanca

El origen del Viernes Negro

Crece en popularidad la “semana” de las rebajas
El origen del Viernes Negro. DA
El origen del Viernes Negro. DA
El origen del Viernes Negro. DA

Black Friday es un nombre informal para el viernes siguiente al Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos, que se celebra el cuarto jueves de noviembre. Con la tradicional cena del pavo y la familia y los amigos reunidos para agradecer todo lo bueno que ha ocurrido durante el año, da oficialmente inicio la temporada navideña. El día después del Día de Acción de Gracias ha sido considerado como el comienzo de la temporada de compras desde 1952, aunque el término “Viernes Negro” no se usó ampliamente hasta décadas más recientes.
En Estados Unidos, muchas tiendas ofrecen grandes descuentos y abren muy temprano – desde medianoche- o incluso pueden comenzar sus ventas en algún momento del Día de Acción de Gracias. El Fin de semana de esta festividad, es un fin de semana feriado largo de cuatro días, lo que aumenta el número de compradores potenciales. La proliferación de las compras por Internet ha cambiado de alguna manera el panorama, por la comodidad de hacerlas desde casa, y por la reducción en los gastos de envío.

La historia del Viernes Negro

El día después de Thanksgiving, ha sido el comienzo no oficial de la temporada navideña desde fines del siglo XIX, cuando el presidente Abraham Lincoln designó el feriado de Acción de Gracias como el último jueves de noviembre. En 1905, los grandes almacenes canadiense Eaton comenzaron el primer desfile del Día de Acción de Gracias al pasear a Santa Claus en un vagón a través de las calles del centro de Toronto. En 1913, ocho renos vivos tiraron del “trineo” de Santa. Para 1916, siete carrozas que representaban personajes de canciones infantiles se unieron a papá Noel en el desfile. En 1924, el desfile de Eaton inspiró a los grandes almacenes Macy’s a lanzar su famoso desfile del Día de Acción de Gracias en la ciudad de Nueva York. El desfile impulsó las compras para el día siguiente.

En 1939, durante la Gran Depresión, Acción de Gracias cayó el quinto jueves de noviembre. Los minoristas advirtieron que irían a la bancarrota porque la temporada de compras navideñas era demasiado corta, por lo que solicitaron al presidente Franklin D. Roosevelt que trasladara el feriado de Acción de Gracias hasta el cuarto jueves.

En 1941, el Congreso puso fin a la confusión. Aprobó una ley que hizo que el Día de Acción de Gracias fuera el cuarto jueves de noviembre fuera o no, el último del mes, muchas empresas comenzaron a agregar ese día como otro feriado pagado.

En 1966, se acuñó el término Black Friday cuando apareció en un anuncio de The American Philatelist, una revista de coleccionistas de sellos. El Departamento de Policía de Filadelfia usó el nombre para describir los embotellamientos y el hacinamiento en las tiendas del centro.

Desde 2014, un fenómeno de Internet ha creado un mito sobre el Viernes Negro y los esclavos, que afirma falsamente que los traficantes de esclavos dieron descuentos en las subastas el día después del Día de Acción de Gracias, aunque no es cierto.

Origen del término

Durante siglos, el adjetivo “negro” se ha aplicado a los días en que han ocurrido calamidades. Muchos eventos se han descrito como “Viernes Negro”. Y en 1975, el New York Times todavía se refiere específicamente al “día más concurrido de compras y tráfico del año”. Cuando esto se apuntó en los registros financieros, las prácticas contables comunes usaban tinta roja para mostrar cantidades negativas y tinta negra para mostrar cantidades positivas. El viernes negro, según esta teoría, es el comienzo del período en que los minoristas ya no estarían “en rojo”, sino que recibirían las ganancias del año. La referencia publicada más antigua conocida a esta explicación ocurre en The Philadelphia Inquirer, el 28 de noviembre de 1981.

Violencia en el viernes negro

La locura de las rebajas ha creado caos y violencia en esta fecha señalada. Desde 2006 se han producido 12 muertes y 117 lesiones en los Estados Unidos, sin incluir cifras oficiales de 2019. Es común que los compradores potenciales acampen desde la noche de Acción de Gracias por fuera de sus tiendas favoritas para asegurarse un lugar en primera línea y, por lo tanto, una mejor oportunidad de obtener los artículos deseados. Esto plantea un riesgo de seguridad significativo, como el uso de propano y generadores en los casos más elaborados y, en general, el bloqueo del acceso de emergencia y los carriles de incendio. Los ambientalistas citan un factor adverso más, el gasto no sostenible ya que las rebajas alientan al consumidor a realizar compras irresponsables contribuyendo al cambio climático.

En todo el mundo

El mundo se ha sumado a esta moda norteamericana, aunque no siempre aplicando el mismo concepto. Por ejemplo, en el Reino Unido el término “Viernes Negro” se originó en la Policía y el NHS para referirse al viernes antes de Navidad. Es el día en que los servicios de emergencia activan planes de contingencia para hacer frente al aumento de la carga de trabajo debido a que muchas personas salen a beber el último viernes antes de Navidad.

En México, el Black Friday fue la inspiración para el gobierno y la industria minorista para crear un fin de semana anual de descuentos y condiciones crediticias extendidas, El Buen Fin, existe desde 2011, pero no coincide exactamente con la misma fecha. Las empresas francesas están introduciendo lentamente la costumbre del Black Friday en el mercado. En Alemania, los anuncios de los minoristas “Black Friday” se refieren a “Black Week” y “Black Shopping” en inglés, con ventas que duran una semana entera excluyendo los domingos. El viernes negro se ha convertido en el día de compras más importante en Suiza en 2019. En los últimos años, ha sido promovido en Australia por minoristas. En Noruega, el Black Friday comenzó como una campaña publicitaria en 2010 para aumentar las ventas al centro comercial Norwegian Outlet.

Desde la introducción, se ha promovido cada año en un mercado más grande y en crecimiento en todo el país. Este día es conocido como Viernes Negro en Costa Rica. En Panamá se celebró por primera vez en 2012, como una medida del Gobierno para atraer el turismo local a la capital del país. Durante su primer año, se cree que atrajo una afluencia de unos 35,000 turistas regionales según el censo de inmigración del gobierno.

En Sudáfrica, Rusia, y Austria, Black Friday Sale es una iniciativa de ventas conjunta de cientos de proveedores. También ha habido un interés creciente por el viernes negro en Polonia.

El año 2014 marcó la introducción en Bolivia, Colombia, Dinamarca, Italia, Finlandia, Francia, Irlanda, Líbano, Nigeria y Suecia
Para Oriente Medio, en Emiratos Árabes Unidos, el Black Friday comenzó como campaña del White Friday en 2014.

El Día del Comercio Local

Desde 2014, un fenómeno de Internet ha creado un mito sobre el Viernes Negro y los esclavos, que afirma falsamente que los traficantes de esclavos dieron descuentos en las subastas el día después del Día de Acción de Gracias, pero se ha demostrado que no es cierto, y muy posiblemente sea una artimaña de descrédito por parte de comerciantes más conservadores a los que no les hace gracia la campaña.
Lo cierto es que aunque no se puede desestimar la importancia en la dinamización de la economía de este día, el pequeño negocio se las ve “negras” para competir con los grandes. Por esa razón, en Estados Unidos, se suele celebrar el Sábado del Comercio Local, en el que el consumidor se solidariza y realiza sus compras en los negocios pequeños, una costumbre que, en mi opinión, también deberíamos adoptar, al fin y al cabo, para todos es Navidad.

TE PUEDE INTERESAR