Familia e infancia

Navidades: celebraciones familiares y diversión

Que no falte la música para acompañar, para canturrear y para disfrutar momentos mágicos

Concierto de Navidad de Musinnova

¿Verdad que no concebimos una fiesta sin música? La música se ha convertido en un ingrediente imprescindible en todo tipo de celebraciones: cumpleaños, aniversarios, ceremonias, videos familiares, graduaciones, eventos de empresa, etc. Los encuentros sociales siempre tienen hilo musical y es que la música se encuentra en todas las sociedades, desde las más primitivas hasta las más evolucionadas.

Nos socializamos en los conciertos al relacionarnos con grupos afines, porque escuchamos la misma música, porque compartimos ídolos y vestimos siguiendo el mismo estilo, es lo que llamamos tribus urbanas. El ser humano tiene una tendencia innata a la pertenencia al grupo, nos gusta sentirnos integrados, valorados e inmersos en nuestro grupo de referencia, la música es una rápida forma de cohesionarlo.

Además del componente socializador, la música aporta también un elemento igualador. Los ritmos y melodías se convierten en un medio de expresión, una forma de comunicación que va más allá de las palabras. La música resulta comprensible a sectores de la población con mayores y con menores recursos, la música llega a todos tanto los de nivel cultural alto o bajo, la música nos conecta con las emociones independientemente de nuestros orígenes. Todos tenemos la capacidad de disfrutar de la música.

El pasado 29 de noviembre la música inundó, de la mano de Musinnova, la sede de la ONCE. Sus melodías se adentraron en el interior de los asistentes abandonando por un momento sus rutinas y preocupaciones diarias, transportándolos a lugares muy lejanos, evocando culturas muy diferentes a la nuestra y enviando un potente mensaje: la música es mejor cuando la compartimos y además nos muestra las tradiciones y costumbres de lugares nuevos sin necesidad de desplazarnos.

El 20 de diciembre la orquesta infantil Musinnova realizará una actuación por la tarde en la Asociación Canaria del Trastorno del Espectro del Autismo APANATE, no será un concierto típico, ya que los asistentes participarán activamente colaborando con su intervención en el resultado musical. Son, en este caso, los alumnos y alumnas de Musinnova los que han querido regalar su música a niños que no lo tienen nada fácil, niños que se encuentran grandes dificultades en su día a día y con este pequeño gran gesto quieren mejorar, en la medida de sus posibilidades, el mundo en el que viven. La educación y valores que recibimos en la infancia son lo que nos hacen adultos comprometidos y la música contribuye al crecimiento de personas críticas y activas en la mejora social.

Disfruten de las Navidades y recuerden: un mundo mejor, un mundo con más música.