TRIBUNA

Por unas navidades más sostenibles – José Antonio Valbuena

El tiempo de actuación se agota. Estamos en un momento decisivo para el futuro de la vida en la tierra que exige actuar desde ya y tomar medidas drásticas para enfrentarse a la emergencia climática

En los últimos tiempos, la sociedad y los medios de comunicación han comenzado a adquirir una mayor conciencia acerca del cambio climático, un fenómeno mundial del que ya estamos notando sus peores consecuencias, a través de la pérdida de los hielos continentales, el aumento del nivel del mar, el desplazamiento y desaparición de especies, el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, etc. Se trata, sin duda, de uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos como Planeta.

El tiempo de actuación se agota. Estamos en un momento decisivo para el futuro de la vida en la tierra que exige actuar desde ya y tomar medidas drásticas para enfrentarse a la emergencia climática. Desde el Gobierno de Canarias somos plenamente conscientes de ello y de ahí que esta causa sea una de nuestras máximas prioridades.

La creación, por primera vez, de un departamento específico en el seno del Gobierno, como es la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial que dirijo, es solo una muestra de nuestro interés por avanzar y consolidar un modelo de desarrollo más sostenible, en el que se priorice el cuidado y la conservación del entorno y se promuevan cambios en los hábitos de cada uno de nosotros, con vistas a garantizar un uso cada vez más eficiente de los recursos de los que disponemos.

Estamos trabajando en la elaboración de la Ley Canaria de Cambio Climático en la que desde el minuto cero hemos hecho partícipe al conjunto de la sociedad, manteniendo encuentros con los distintos colectivos y asociaciones interesadas y abriendo un periodo de consulta pública sobre los objetivos y aspectos que se deben regular en esta nueva norma.

Entre nuestras líneas de actuación, destaca el impulso a las políticas de adaptación para mitigar los efectos del cambio climático, de forma que se garantice un desarrollo sostenible para nuestro entorno, con el punto de mira en el cuidado del medioambiente y la preservación de nuestro ecosistema.

En este contexto de concienciación global, se acercan fechas en las que el consumo y el gasto de las familias se dispara, como son las fiestas navideñas. De acuerdo con estimaciones de las empresas del sector de logística y transporte, durante este periodo de especial vorágine de consumo se repartirán alrededor de dos millones y medio de paquetes diarios, lo que genera un gran impacto en el medioambiente y contribuye a acentuar las causas que originan el cambio climático. Simplemente, pensemos que detrás de la gran mayoría de productos que adquirimos hay una extracción de materias primas, un proceso industrial y un gasto añadido de recursos asociado al transporte o la paquetería encargada de enviarnos a casa los productos que hemos adquirido.
No se trata de cancelar las compras ni de renunciar a los descuentos sino de fomentar durante estas fechas el consumo sostenible, racional y responsable, de forma que sea respetuoso con el medioambiente. Para ello, existen alternativas como evitar el uso de plásticos, sustituyéndolos en la medida de lo posible por bolsas o envases reutilizables; consumir productos de temporada y kilómetro cero; utilizar el transporte público para los desplazamientos, y racionalizar la decoración navideña, reduciendo el gasto de energía solo a momentos especiales, o bien empleando lámparas y bombillas de bajo consumo y temporizadores. Es muy importante que interioricemos estas opciones y asumamos nuestro rol como consumidores responsables.

A menudo creemos que nuestra aportación no significa nada o no va a tener ninguna trascendencia, cuando es todo lo contrario. Nuestras acciones individuales repercuten directamente en nuestro entorno más cercano de familiares y amigos, pero también en el conjunto de la sociedad. Por eso, es importante que todos actuemos con responsabilidad y fomentemos un consumo sostenible en estas navidades. Hagámosle ese regalo al planeta.

* Consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial