Familia e infancia

¿Viaja tu bebé seguro?

El modelo sueco de seguridad, una medida que salva vidas desde los años 60


Por Alicia Nicolini Gazzán – Bebé Seguro

Cuando vamos a tener un bebé, todo un mundo se abre a nuestra vida, nos surgen muchas cuestiones que antes no nos planteábamos, entre ellas una de las más importantes: ¿Cómo debe viajar un bebé en el coche? ¿Todos los sistemas son igual de efectivos?

En el mercado hay muchas sillas, principalmente de dos maneras: las que se instalan de frente a la marcha, y las que van mirando hacia atrás, que se las conoce como sillas “A Contramarcha”.

¿Qué es lo que diferencia a una silla de otra? Básicamente en como se comportan ante un impacto frontal (el más frecuente y lesivo). Veamos por qué:

Si ocurre un impacto, todos los que viajan en el coche (personas, animales y objetos) se mueven hacia la dirección del mismo.

Cuando un niño viaja de frente con arnés o escudo (mal llamado cojín) tiene todo el tronco inmovilizado, pero la cabeza suelta. En este caso, como el tronco está inmovilizado, quedará en la silla, y será la cabeza la que salga despedida, estirando el cuello, pudiendo provocar  así lesiones medulares graves e irreversibles

Si el niño viaja en una silla a contramarcha, esto no ocurre, ya que la cabeza, el cuello y la espalda quedan alineadas y apoyadas en el respaldo de la propia silla, siendo la misma la encargada de absorber la energía del impacto, evitándose así las lesiones medulares.

¿Hasta cuándo es recomendado que los peques viajen A Contramarcha?

Las recomendaciones actuales es que viajen mínimo hasta los 4 años y 18kg, pero en la actualidad existen sillas hasta 25kg que pueden alargar esta posición incluso hasta los 7 u 8 años.

¿Y caben los niños tan grandes?

Sin duda alguna, sí. Las sillas están preparadas para que los niños vayan cómodos.

Pero … no puedo verlo

Existen espejos especiales para poder verlos a través del retrovisor del coche sin necesidad de tener que girarnos.

Por otro lado, los niños no se marean al viajar en esa posición, ya que no tienen desarrollado el sistema vestibular.

¿Todas las sillas a contramarcha son iguales?

Aunque la peor silla a contramarcha es mucho mejor que cualquier silla de frente, en el mercado hay muchos modelos, unos con mejores prestaciones que otras. Hay sistemas de seguridad que son muy importantes en las sillas, como lo son la pata de apoyo, el top tether, low tether o arco antivuelco. Una silla completa es aquella que cuenta con al menos dos de estos sistemas de seguridad.

Pero si buscamos excelencia: Plus Test.

El Plus Test es una prueba que se hace en el VTI Sueco y mide la carga cervical que recibiría el niño que viaje en esa silla. Si esta fuerza es superior a 1100 N (fuerza suficiente para lesionar el cuello) la silla no pasa la prueba y por lo tanto no cuenta con este sello. Actualmente solo 27 sillas cuentan con el mismo en todo el mundo.

Es importante que nuestros niños viajen A Contramarcha el mayor tiempo posible, es la única manera de aspirar a la lesión cero.