el charco hondo

Expedientes

Reunido con carácter innecesariamente urgente, este Comité Permanente debe decidir la apertura, o no, de un expediente de expulsión, o qué va, a Ana Oramas. Su voto en contra en la investidura del candidato socialista a la presidencia del Gobierno, luego, la adopción por parte de Oramas de una posición distinta a la acordada en la Ejecutiva del partido, que como sabrán, o ya no, se decantó por la abstención -o fue por la objeción de conciencia, cómo recordarlo con este frío- merece a juicio de algunos dirigentes de Coalición una sanción ejemplarizante, mientras que otros, en un ejercicio de madurez, responsabilidad y luces largas, consideran que dos malos días los tiene cualquiera, y cuando el no, llega así de esa manera, uno no se da ni cuenta. Así las cosas, acto seguido se repartirán copias de un borrador, documento que incluye una serie de consideraciones que iré adelantándoles en lo que Francisco Linares hace las fotocopias, recoge los cafés y se las reparte. Paso a leerlo. En primer lugar, manifestar que, resultando tan indiscutible como demostrable que los órganos del partido acordaron que Oramas debía abstenerse, no es menos cierto que el acto de abstenerse es conceptualmente difuso, además, fueron semanas de almuerzos o cenas de empresa, la noche confunde, los pájaros cantan, las nubes se levantan, que sí, que no, en fin, un lío, y por qué no decirlo, la línea que separa la abstención del rechazo es apenas perceptible, tan delgada que Oramas bien pudo entender que la instrucción de Coalición era abstenerse de apoyar a Sánchez, es decir, pudo la diputada concluir que abstenerse de apoyar al ahora presidente le obligaba al no, no y mil veces no. En segundo término, y reiterando en este punto que efectivamente Oramas cumplió con el mandato de Coalición al abstenerse de apoyar al culpable de nuestros males, esta Permanente propondrá al Consejo Político que se abra expediente de expulsión a Pedro Quevedo, a Román Rodríguez, al de Teruel Existe, de forma colegiada a la Ejecutiva de NC y, colocando el interés de nuestra Organización por encima de personalismos, versos sueltos y barras libres, el Comité Permanente propone al Consejo Político que también se abra expediente de expulsión a quienes en la Ejecutiva de Coalición aprobaron que CC debía votar en contra de la posición personal de Ana Oramas. En tercer lugar, proponer que los miembros de la Ejecutiva de Coalición pidan perdón públicamente a Ana Oramas por haberla colocado en una situación tan incómoda como inmerecida.

TE PUEDE INTERESAR