La Palma

Román Rodríguez se planta ante el abuso de los precios del combustible

El vicepresidente y consejero de Hacienda en el Gobierno de Canarias advierte en su visita a la Isla y en claro mensaje a los operadores que "hay que negociar o denunciar"

El vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, junto a Mariano Hernández Zapata, Anselmo Pestana y Miguel Ángel Pulido. DA
El vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, junto a Mariano Hernández Zapata, Anselmo Pestana y Miguel Ángel Pulido. DA

Las distribuidoras de combustible en La Palma y los operadores tienen motivos para repensarse el sobrecoste que imponen a los palmeros, con un repunte en la primera semana del año 2020, que llegó a situarse en 31 céntimos de euro por litro con respecto a los precios de las islas capitalinas. El vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, lanzó ayer en la Isla Bonita un mensaje claro y contundente a estas empresas: “Hay que negociar o denunciar”.

Este asunto se ha convertido para los palmeros en un tema de amor propio ante el abuso en una isla que ya sufre la doble insularidad y que se ha visto, durante más de una década, sometida a la voluntad del oligopolio en la distribución y venta del combustible y ante un problema por el que, más allá de la subvención nominada en el Presupuesto regional de 2020, “nadie había hecho nada”.

El vicepresidente regional y el titular del Cabildo coincidieron en esta afirmación, a la que añadieron la voluntad por buscar un entendimiento con las distribuidoras que, de no fructificar, llegará a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. No se trata de “un brindis al sol”. Tanto el Cabildo como la Consejería de Hacienda han estudiado con detalle los datos y registros oficiales de la evolución de los precios del combustible en La Palma en la última década. Una empresa especializada está siendo consultada por los servicios del Cabildo y Rodríguez advierte de que va a vigilar cómo evolucionan los precios a partir de la subvención de 1,5 millones de euros al transporte del combustible.

Rodríguez quiso subrayar en su visita oficial a La Palma la voluntad del equipo de Gobierno por “inaugurar una nueva etapa de la política canaria para combatir los peores registros” entre los que la Isla y su debilitada economía ocupan un lugar preponderante. El vicepresidente regional reiteró el compromiso del Ejecutivo con las necesidades de uso y plazos del Cabildo palmero en la ficha financiera del Fdcan, además de revelar que, a petición de Hernández, estudiarán las exigencias financiaras para hacer presenciales las clases de la Escuela de Enfermería y la intención de crear un campus con nuevas ofertas formativas para atraer a jóvenes a la Isla Bonita.

Canarias negocia la excepcionalidad del impuesto del queroseno

El vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, reveló ayer en La Palma que ya se han establecido contactos con la Unión Europea para defender la excepcionalidad que las Islas deben tener para evitar el impuesto al combustible aéreo, un asunto que figura entre las cuestiones prioritarias del consejero autonómico. El aparente apoyo de la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre la imposición de este gravamen a quienes viajan en avión, obliga a Canarias y a su Gobierno autonómico a recordar, en palabras de Román Rodríguez, “las singularidades y las especificidades de las Islas”. El vicepresidente subrayó que “es evidente que se va a producir un proceso fiscal sobre el consumo de combustible, pero nuestras Islas necesitan una excepción en esta materia”. Este es un frente abierto para el Gobierno canario, en consonancia con la patronal turística, y en el marco de una defensa de región sostenible frente a un cambio climático que no admite la falta de compromiso, pero que al mismo tiempo necesita defender su principal industria, la turística.