tribuna

Turismo en África: aprovechemos el despertar del gigante dormido

La presencia de países africanos en Fitur aumenta cada año, atraídos por Investour, el Foro que creó Casa África hace 11 años, y para empaparse del know how de los sectores público y privado español en la gestión del turismo como herramienta fundamental para un desarrollo económico sostenible. “El turismo en África es un gigante […]

La presencia de países africanos en Fitur aumenta cada año, atraídos por Investour, el Foro que creó Casa África hace 11 años, y para empaparse del know how de los sectores público y privado español en la gestión del turismo como herramienta fundamental para un desarrollo económico sostenible.

“El turismo en África es un gigante dormido que está despertando”. La frase la pronunció este pasado jueves el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (Unwto), el georgiano Zurab Pololikashvili, en la apertura de la undécima edición del Foro de Inversiones y Negocios Turísticos en África, Investour, la cita anual con el turismo en dicho país en el marco de Fitur, un encuentro que nació como una idea y propuesta de Casa África y que, 11 ediciones después, se ha consolidado como el foro internacional sobre el turismo en África más importante del mundo.

Las grandes cifras del turismo en África aún son escasas. Por poner el ejemplo más gráfico, todo el continente africano (incluyendo Egipto, que no suele aparecer en las estadísticas de la Unwto como destino africano), logró en 2019 alcanzar la cifra de 80 millones de turistas. Un continente de 1.200 millones de habitantes. Nuestro país, España, un país con 47 millones, tuvo en el mismo año 83 millones de visitantes, es decir, más que todo el continente junto. Sin embargo, y pese a estar aún tan lejos, el dinamismo del turismo africano es excepcional, y sus cifras anuales de crecimiento doblan a las de la media del conjunto del planeta.

Precisamente por esto, por tratarse de nuestro país una potencia global en el turismo, y por acoger este punto de encuentro del sector, año a año se incrementa la presencia oficial de delegaciones africanas en Madrid. Este año en Fitur había, por primera vez, un pabellón entero, el número 1, dedicado exclusivamente a países de África subsahariana. Hasta 35 países africanos apostaron por estar en Madrid. De hecho, no cupieron todos y hubo dos o tres países más que estaban en el pabellón aledaño. Un éxito sin precedentes.

En la jornada de Investour, este foro que Casa África impulsa en colaboración con Fitur y la Organización Mundial del Turismo (Unwto), la única agencia de Naciones Unidas con sede en España, contamos con la participación de 28 delegaciones de alto nivel (formadas o por la ministra o ministro de Turismo o un Secretario de Estado), en una edición en la que el turismo rural, y su potencial como foco de desarrollo económico para los países africanos, fueron los protagonistas.

España es consciente del potencial que tiene este foro que impulsamos. Por segundo año consecutivo, la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, la incluyó en su agenda en los días de Fitur, consciente de que no es habitual poder departir con una veintena de ministros. El presidente del comité ejecutivo de Ifema, Eduardo López Puertas, no dudó en calificar el encuentro que organizamos como “el gran hub de los destinos africanos en el mundo”. En los momentos previos y posteriores a la inauguración, los contactos bilaterales son ya algo habitual. Además, España tiene espacio para presentarle a los países africanos cómo podemos serles útiles, en qué podemos colaborar.

“Es un orgullo que una cita internacional de esta importancia para África esté en nuestro país y queremos seguir contando con ella en los próximos años”, afirmó la ministra Maroto, que recordó que el turismo es un sector cada vez más principal en la economía global y que su importancia crece para los países africanos, donde “es fundamental para el afianzamiento de las clases medias y el empoderamiento de las mujeres africanas”.

En Fitur, los países de África buscan contactos y ejemplos en los que inspirarse. Este año, por ejemplo, España presentó sus Paradores de Turismo como un producto que muestra a los países africanos cómo aprovechar y sacarle partido a antiguos edificios de patrimonio nacional que, una vez rehabilitados y explotados como hoteles de lujo, son capaces de revitalizar toda una región y generar tanto empleo directo como, muchísimo, empleo indirecto. En Canarias lo sabemos, con los paradores de San Sebastián de La Gomera, Tejeda, el Teide, La Palma y el Hierro.

Además, hemos orientado este encuentro profesional, al conformar las mesas y los temas que se abordan, en el desarrollo sostenible, en la necesidad de apostar por modelos turísticos que sean un ejemplo en cuanto al impacto positivo que tienen en el paisaje en que se insertan y en la sociedad de su alrededor. El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Valenzuela, también presente en la inauguración de Investour, ahondó en este sentido. El turismo creará en África, en la próxima década, hasta 3,8 millones de empleos directos, y se da por hecho de que cada empleo directo genera en África uno o dos empleos indirectos. En términos políticos, las decisiones que está tomando la Unión Africana le están allanando el camino a este gigante que despierta: la creación de la gran zona de libre comercio africana (AFCFTA), o la política de cielos abiertos, que mejorará la conectividad entre los países africanos facilitando la implantación de nuevas rutas y aerolíneas así lo apuntan.

Desde Canarias, percibimos cómo cada vez las empresas son más conscientes del potencial negocio que hay enfrente. Y los países vecinos nos buscan conscientes de que no vienen a competir con un destino consolidado, seguro y estable que alcanza cada año los 15 millones de turistas. Nos buscan como aliados, incluso para establecer paquetes que puedan llevar a los turistas, con base principal en las Islas, a hacer escapadas de tres o cuatro días a un enclave africano. Por nuestras cada vez mejores conexiones con destinos africanos, esto no es ninguna utopía. El turismo en el continente africano crecerá, y mucho. Y lo hará con o sin nosotros y nuestras empresas.

No tengo ninguna duda de que debemos entenderlo así, que debemos aprovechar, acompañar y, por qué no, beneficiarnos del potencial de nuestros países vecinos para crear experiencias turísticas únicas, basadas en eso tan sencillo y único de vivir y conocer una cultura, una gastronomía y un paisaje privilegiado tan diferentes al nuestro. Mostrémosle el camino a este gigante dormido que acaba de despertar, porque la mejora de África será, siempre, nuestra mejora.

* Director general de Casa África