granadilla de abona

Aparece muerto con heridas de arma blanca el propietario de Gomera Producciones

El cadáver de Carlos Torres, de 49 años, fue hallado en el salón de su empresa, en la localidad de San Isidro (Granadilla de Abona)
Fachada de la empresa de Gomera Producciones, en San Isidro, donde apareció el cuerpo sin vida del empresario. Google Maps
Fachada de la empresa de Gomera Producciones, en San Isidro, donde apareció el cuerpo sin vida del empresario. Google Maps

Carlos Torres, de 49 años, casado y con dos hijas, fue presuntamente asesinado ayer en el salón de su empresa, Gomera Producciones, en el número 14 de la céntrica avenida Santa Cruz, en San Isidro, municipio de Granadilla de Abona.

El empresario fue apuñalado supuestamente por un individuo cuando se encontraba en el salón de su empresa, en solitario, sin que hasta el momento se sepan los motivos ni la identidad del autor de la agresión mortal.

Según pudo saber este periódico, el cadáver fue encontrado por su secretaria en el piso inferior de la oficina, al acudir al encuentro del empresario con la finalidad de que le firmara unos cheques después de que este no le respondiera a las llamadas de teléfono. Las primeras hipótesis apuntan a que la mortal agresión se pudo producir en torno al mediodía.

Al cierre de esta edición, la Guardia Civil mantenía abiertas varias líneas de investigación y aún no se había registrado ninguna detención.
La investigación ha sido asumida por el Equipo Territorial de la Policía Judicial del Sur de Tenerife con base en Playa de las Américas y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de dicho cuerpo de seguridad.

Carlos Torres era un empresario de éxito muy conocido en San Isidro y en toda la comarca sur de la isla de Tenerife. Su empresa, Gomera Producciones, se dedica al alquiler y venta de castillos hinchables y materiales para la celebración de distintos eventos, alquiler de disfraces, sillas, mesas y carpas para todo tipo de celebraciones y además también representa a artistas y orquestas.

La muerte de Carlos Torres ha causado una gran consternación en el municipio de Granadilla de Abona, donde era muy apreciado, y en el círculo de empresarios del sector al que se dedicaba la víctima, así como entre los artistas locales vinculados a Gomera Producciones. Actualmente preparaba diversos eventos relacionados con los carnavales del sur de la Isla.

TE RECOMENDAMOS