coronavirus

Canarias cierra sus hoteles y España y Europa, sus fronteras

Ante el azote del coronavirus, el Archipiélago clausura tres meses todos sus complejos hoteleros, una medida sin precedentes
Canarias cierra sus hoteles y España y Europa, sus fronteras. DA
Canarias cierra sus hoteles y España y Europa, sus fronteras. DA
Canarias cierra sus hoteles y España y Europa, sus fronteras. DA

Canarias tiene tradicionalmente su temporada alta en invierno, cuando ningún otro destino de Europa o del norte de África puede competir con las Islas en temperatura. Según las estadísticas que publica cada mes Frontur, desde hace varios años, el Archipiélago está siempre por encima del millón de turistas extranjeros mensuales en enero, febrero, marzo y abril (dependiendo en este último caso de la fecha en la que se celebre la Semana Santa). Este año, estas cifras se reducirán drásticamente. La pandemina del Covid-19 y el decreto del Estado de Alarma en España han llevado a las Islas a una situación insólita y nunca vivida antes: la entrada de turistas por aeropuertos y puertos será a partir de hoy cero, con lo que los hoteleros no tendrán más remedio que cerrar. Si no hay turistas con los que llenar los establecimientos hoteleros, las empresas tendrán que cerrar y enviar al paro a sus empleados.

Y es que, desde hoy, Canarias reduce a 17 los vuelos diarios desde la Península y solo abrirá los puertos a buques de mercancías. En el caso del transporte aéreo, el Gobierno canario propone bajar de los 115 vuelos diarios a un total de 17 y con limitación de la capacidad al 50%, aunque la prohibición no será de aplicación a las aeronaves de Estado, vuelos exclusivamente de carga, vuelos posicionales, humanitarios, médicos o de emergencia. Además, se tomará la temperatura a todos los pasajeros procedentes de territorio peninsular por vía aérea, dando cuenta a las autoridades sanitarias en caso de que se detecte fiebre y quedan prohibidos los vuelos de aviación general no sometidos a contrato público u obligaciones de servicio público con destino u origen de las Islas Canarias.

En cambio, sí se permiten, sin restricciones, las salidas de los vuelos de los aeropuertos de Canarias para facilitar el retorno de turistas y residentes extranjeros a sus lugares de origen. En la medida en la que los turistas vayan regresando a sus países y los hoteles se vayan quedando vacíos, los hoteleros irán cerrando. Cadenas como Iberostar, que gestiona el emblemático hotel Mencey, ya han anunciado el cierre de sus complejos en España a la espera de que los turistas alojados vayan saliendo. O el emblemático y recién inaugurado hotel Santa Catalina en Gran Canaria, también cerrará sus puertas temporalmente. Esta medida será seguida por la mayor parte de las cadenas hoteleras a lo largo de esta semana, cuando los turistas regresen a sus países de origen.

La medida aprobada por el Gobierno solo permitirá viajar en caso de tener que garantizar el abastecimiento de bienes y servicios a la población; asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial; retorno al lugar de residencia habitual; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; o por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

Las compañías aéreas recabarán la correspondiente declaración responsable de los pasajeros acerca del motivo del viaje y la conservarán a disposición de las autoridades autonómicas, detalla el Ejecutivo en un comunicado.

Así, se mantendrán dos conexiones de ida y vuelta desde Gran Canaria y dos desde Tenerife Norte con Madrid; dos vuelos de ida y vuelta entre Gran Canaria y dos desde Tenerife Norte con Barcelona; un vuelo de ida y vuelta entre Gran Canaria y Bilbao, lo mismo que Tenerife Norte; un vuelo de ida y vuelta entre Gran Canaria y Tenerife Norte con Sevilla; un vuelo de ida y vuelta entre el sur de Tenerife y Madrid; un vuelo de ida y vuelta entre Fuerteventura, La Palma y Lanzarote con Madrid, y un vuelo de ida y vuelta entre Lanzarote y Barcelona.

En cuanto al transporte marítimo, queda prohibida la entrada y salida en los puertos de las Islas a los buques de pasaje de transbordo rodado y buques de pasaje que presten servicio de línea regular, con pasaje a bordo, procedentes o con destino externo a Canarias, bien sea el resto del territorio español o cualquier país extranjero que no tenga restringido su acceso al territorio español.

“Vamos a vivir una crisis sin precedentes”

José Miguel González, exdirector general de Trabajo y actualmente director de Consultoría en la Corporación 5, no le pone paños calientes a las consecuencias económicas que traerá el decretado Estado de Alarma en España y la crisis global relacionada con el coronavirus. “¿Cuatro millones de parados? Yo creo que debemos prepararnos para más de cuatro millones en España”, señaló ayer el economista en Onda Tenerife. “Quien me conoce”, señala, “sabe que no soy grandilocuente ni pesimista, pero estamos en las puertas de una crisis sin precedentes, porque no es sectorial y no es por un sobreendeudamiento. O bien la demanda no tiene renta para poder consumir o bien la oferta tiene muchos costes para poder ofrecer. Y esto, en Canarias, hay que sumarlo a la crisis que afecta al desplazamiento de personas y en este caso genera un impacto sobredimensionado que nos afecta a todos, sobre todo porque dependemos de la movilidad y de que lleguen turistas”.

González señaló que en una situación de pandemia, “primero está conservar la salud de las personas” y luego “la economía de la familia” y en este último punto considera que “viviremos la parte más dura en los próximos cinco o seis meses, pero dudo que se pueda terminar el año con crecimiento económico porque no es que la actividad disminuya, es que ha cesado. No hay”.

TE PUEDE INTERESAR