Vídeoblog de Pedro J. Ramírez

La repulsa por la que Carmen e Irene deben competir