educación

Ricardo, el profesor que reinventa la docencia virtual en tiempos de alarma

Sin clase y aislados, los niños necesitan una rutina que aporte tranquilidad, por eso, este maestro del CEIP Chayofa usa herramientas digitales para entretener a sus alumnos con actividades y videollamadas
Ricardo Cubas es Profesor Certificado de Google, por lo que está capacitado para enseñar a otros docentes a utilizar las plataformas virtuales. DA
Ricardo Cubas es Profesor Certificado de Google, por lo que está capacitado para enseñar a otros docentes a utilizar las plataformas virtuales. DA
Ricardo Cubas es Profesor Certificado de Google, por lo que está capacitado para enseñar a otros docentes a utilizar las plataformas virtuales. DA

En muchos patios de colegios la suspensión de las clases el pasado jueves por parte de la Consejería de Educación se celebró como aquel gol de Iniesta que dio a España su primer Mundial de fútbol. “Oé, oé, oé” fue el grito de los niños que esperaban tener por delante semanas para ver dibujos y jugar. Pero la ilusión de las primeras horas se vería truncada por el verdadero objetivo de la cancelación, el confinamiento domiciliario durante al menos, 15 días.

Conforme las jornadas en casa se vuelven más difíciles, el pijama y la falta de rutina dejan de ser divertidos. Es por ello que maestros como Ricardo Cubas, del CEIP Chayofa, en La Camella, han optado por la docencia virtual: “Estos entornos al final te ayudan a dar normalidad a algo excepcional”, dijo a DIARIO DE AVISOS en medio de una mañana de teletrabajo.

Entre las plataformas más modernas para dar clase de forma virtual se encuentra Google Classrom, que es gratuita y sirve como punto de encuentro entre profesores, alumnos y familiares. Para Cubas, que está acostumbrado a utilizar esta herramienta para planificar, corregir, e incluso, evaluar ejercicios, la situación originada por el coronavirus ha puesto en evidencia “la necesidad de que los alumnos y profesores conozcan estos entornos”.

El maestro cuenta con la categoría de Profesor Certificado de Google, lo que le permite dar formación sobre estas herramientas a otros docentes. Además, asegura que uno de los primeros pasos que dio tras la suspensión de la clases fue ponerse en contacto con las familias para explicarles cómo debían implicarse en la enseñanza virtual de sus hijos. A partir de ahí, ha comenzado a activar una tarea a las 8 de la mañana de cada día: “Estamos siguiendo el orden normal de las clases y sobre todo, trasnmitiendo calma a los niños, que en mi opinión, están siendo bombardeados con tanta información”.

Cubas también ha pensado en mantener los lazos entre el alumnado y por eso ha programado una videollamada para cada semana a través de la aplicación Hangouts Meet, que permite la comunicación en directo a 250 personas a la vez. Ayer realizó la primera videollamada, que fue un éxito y sirvió para “saludarnos, animarnos y aclarar el trabajo que hemos centralizado”, dijo.

En el CEIP Chayofa, además de la docencia virtual que realiza Cubas en quinto de primaria, han organizado carpetas en Google Drive en las que los docentes de cada nivel educativo han depositado y organizado los materiales necesarios para estos días. Sin embargo, el docente aclara que “aunque está intentando avanzar contenidos, lo hace con mucha cautela” porque es consciente de que “hay familias que con lo que está pasando no pueden estar pendientes o que no tienen recursos”.

Cuando las autoridades informan de que el estado de alarma posiblemente se prolongue más de 15 días, mantener una rutina en el interior de la vivienda se vuelve fundamental. En estas circunstancias excepcionales, Cobas anima a los progenitores a implicarse en la educación de los hijos y fomentar una vida sana realizando ejercicio físico en casa y llevando una alimentación adecuada: “Es el momento de adaptarnos, ayudarnos y ser solidarios”.

Héctor Pino: “La brecha digital se acentúa en las familias sin recursos”

La realidad de cada centro educativo y de los docentes en cuanto al manejo de herramientas de docencia virtual en Canarias es muy variada. Así lo afirma Héctor Pino, asesor del Centro de Enseñanza del Profesorado (CEP La Laguna), desde donde en los últimos días ha estado sondeando a 111 colegios de la Isla: “Hay profesores que usan el blog del centro para colgar actividades, otros que usan una aplicación para enviar materiales a las familias, y luego otros que usan la plataforma oficial del Gobierno de Canarias, EVAGD, o la herramienta de moda actualmente, Google Classroom”, explica.

Pero si algo tienen en común los docentes tinerfeños, cuenta Pino, es su “preocupación por llegar a todos los alumnos, tanto a los que tienen medios como a los que no” y asegura que “la brecha digital se acentúa en las familias que no disponen de recursos como un dispositivo electrónico, conexión a internet o una impresora”.

TE RECOMENDAMOS